Un muñeco de trapo

0
9

En noches como esta, en la que la melancolía sobrevuela mi mente me da por escuchar baladas y pensar en todas las personas que han ido cruzándose en mi camino. Algunas de ellas por poco tiempo, otras por mucho… pero todas van dejando una huella y un recuerdo. En estos momentos me gustaría volver a verlos a todos, volver a vivir momentos concretos de mi vida pasada, que ya no son posible de revivir. Pienso en todas aquellas personas que me mostraron su cariño y su apoyo y que ya no están a mi lado, aquellos amigos que perdí por el camino, sin poder remediarlo. La distancia muchas veces no es buena consejera.

Me acuerdo de la primera vez que vi a una chica tímida en el mcdonals… nada me hizo pensar en aquel momento que hoy por hoy, seria la persona que tengo mas lejos, y con la que me gustaría compartir muchas charlas en vivo y en directo sin que hiciera falta una cam para ello… Y es que la ultima vez que tuvo que partir casi me hizo soltar unas lagrimas. También me acuerdo la primera vez que me encontré con aquel loco de Britney un par de días antes de irnos a Lisboa, después de años y años charlando por internet. Tampoco nada me hacia pensar que hoy por hoy, iba a estar a mi lado cada vez que lo necesitara, y que iba a convertirse poco a poco en uno de esos imprescindibles…

O aquellos paseos por Madrid con el gran Avi… aquellas confesiones en el hotel, aquellos momentos por la gran vía con hermanas cotillas de por medio. Y que momentos!. O aquel chaval cortado con cara de bueno y entrañable… que nunca se atrevió a decirme lo que realmente sentía en aquellos momentos… Y es que cinco días dan para mucho. No se si alguna vez os agradecí como os merecíais el apoyo que me disteis aquellos días, y el apoyo que me habéis dado siempre, desde que tuve la suerte de conoceros……

Siguiendo con los viajes a largas distancias, allí en Madrid tengo a dos personas que difícilmente olvidare, aunque haga meses y meses que no sepa nada de ellos. Uno me mostró el camino, fue una especie de mentor y de sus largas charlas aprendí mucho, aprendí a ver las cosas de un modo diferente. Solo lo he visto una vez en mi vida y me arrepiento bastante. La otra persona, la conocí por azares del destino, parecía que aquello tenia que pasar para que ellos volvieran a encontrarse después de tantísimo tiempo. También me ayudo muchísimo cuando mas lo necesite, y creo que a ellos dos no supe demostrarle las cosas como realmente se merecían… Uno de tantos fallos que uno comete y que cuando se da cuenta, es demasiado tarde para volver atrás…

Y volviendo un poco a los que tengo más cerca… por muchas peleas que tengamos, por mucha distancia teórica que exista entre nosotros, siempre tendrá un lugardonde parar. Él ha sido y es una de las personas que más aprecio. Noches de verano hasta altas horas de la madrugada charlando, noches de fiesta, de llantos, de confesiones, de sentimientos… Tantas cosas compartidas. Ahora mismo tengo tantas palabras que decir, y tan poco espacio para explicarme.

Me quedan muchas personas por comentar por supuesto, pero esta claro que cada uno deja una huella casi imborrable, hasta quien menos nos esperamos. Sin el cariño, el aprendizaje y todas las vivencias que ellos nos proporcionan, seriamos simplemes muñecos de trapo sin un lugar fijo en el mundo. Ellos nos hacen ser como somos, nos hacen ver el mundo desde diferentes perspectivas. Y es que sin la amistad y el cariño que nos dan, no seriamos nada…

PD: Esto es lo que pasa cuando uno esta solo en casa a altas horas de la madrugada y escuchando una balada detrás de otra, te pones sensible y comienzas a escribir chorradas…

suscribete 1