Un Mundo de Papel

0
7

ada.gif

Podía ver como el tiempo se había detenido. Como la duración de los segundos comenzaba a multiplicarse por si mismos. Como poco a poco todo se iba congelando. Y fue en ese preciso instante cuando un escalofrió recorrió todo su cuerpo. A su alrededor el mundo comenzó a derretirse, como si de una pintura al óleo se tratara. Como si el mundo estubiera llorando por ella…

Y la verdad es que tampoco quería poner remedio a aquella situación. Le daba igual que su mundo se estuviera convirtiendo en pequeños pedazos de lo que un día fue, que se estuviera rompiendo sin mas dilación. Estaba cansada de enfrentarse día a día a él, de las interminables luchas, los interminables enfrentamientos para demostrar quien era la más fuerte de aquella tierra. Por una vez en la vida, solo quería dejarse llevar hasta la última consecuencia, sin esperar nada, sin ofrecer nada, sin sentir nada…

Sus lágrimas comenzaron a caer hacia un lugar del que no podrían regresar. Ya no quedaba mundo, ya no quedaba suelo, ni tierra, ni cielo. No había nada, todo se había desecho. La fantasía que un día quiso hacer realidad, hoy le parecía absurda, ya que sin darse cuenta se estaba resignando, se estaba conformando a no cumplir sus sueños, a dejar todo al azar y darle la mano a la primera persona que pasara delante de ella.

Sus largos cabellos ondeaban al viento, aquel viento que era ya lo único que podía sentir. Estaba flotando en la inmensidad de ninguna parte, llorando y dejando que su pelo ondeara, como si quisiera hablar y contar toda la historia de la que había sido testigo. Cerró los ojos, sintiendo el viento azotando su cara, su piel, sus manos… Y sin previo aviso, se desvaneció junto a él, se convirtió en aquello que siempre había amado, dejando libre su cuerpo, dejando libre su alma, para viajar a un lugar del que nunca podrá volver, para acompañar a sus lágrimas en aquella aventura sin retorno…

suscribete 1