Crítica de TokyoGrandfathers

0
50

Dirección: Satoshi Kon.
País: Japón.
Año: 2003.
Duración: 92 min.
Personajes: Gin, Hana, Miyuki, Kiyoko.
Guión: Keiko Nobumoto y Satoshi Kon; basado en una historia original de Satoshi Kon.
Producción: Masao Maruyama.
Música: Keiichi Suzuki.
Fotografía: Katsutoshi Sugai.
Montaje: Takeshi Seyama.
Dirección artística: Nobutaka Ike.

Sipnosis : Es Navidad y la nieve cubre la ciudad de Tokio con su blanco manto. En algún lugar de Shin-juku encontramos a tres vagabundos: Gin, Ha-na y Miyuki. Una noche oyen unos lloros que salen de entre un montón basura y encuentran a un angelical bebé. Gin insiste en llevarlo a la policía y que ellos se encarguen de él. Sin embargo, Hana, que siempre ha tenido la ilusión de tener un bebé, no quiere dejárselo a nadie y que sean ellos mismos los que busquen a los padres. Así será como estos tres amigos se embarcan en la aventura de encontrar a la familia del bebé.

Gracias a una recomendación, hoy he visto esta genial obre del director Satoshi Kon. Una historia conmovedora de principio a fin y unos personajes a los que se les coge cariño muy fácilmente. Aunque estamos hablando de un drama en toda regla, no falta el humor y las escenas duras a partes iguales, algunas incluso harán soltar alguna que otra lagrima al espectador. Un sentido oculto sobre la fe y las creencias que me ha gustado bastante y sobre las casualidades, o no que existen en la vida. Cada personaje con sus problemas, sus sentimientos y sus historias paralelas que al final se entrecruzan para hacernos ver la vida no es mas que un camino donde que tendemos a elegir la forma más fácil, aunque a veces no es para nada la correcta.

‘…Había una vez un diablo rojo que quería hacer amigos, pero como era un diablo nadie se le quería acercar. Por eso su mejor amigo, el diablo azul, trazo un plan… Sembraría el terror entre la gente y entonces el diablo rojo los salvaría.

Cuando intentas conseguir algo, cabe la posibilidad de que hieras a alguien, siempre se tiene que sacrificar algo.

El plan funciono, pero el diablo azul tubo que marcharse para que nunca se descubriera el engaño y por tanto separarse de su mejor amigo…’

suscribete 1