Thief – Análisis

0
54

Thief es el regreso de una de las sagas más famosas de finales de los 90 y principios de los 2000. Square ha dejado dormir la saga durante un buen periodo de años y ahora la ha rescatado para la nueva generación. El problema es que pese a las expectativas que teníamos en el, no todas se han cumplido.

Historia

Thief 16

La primera parada que hay que hacer es en su historia y en el forma en que está contada. Somos un ladrón en una ciudad infectada por una peligrosa enfermedad llamada la tenebra y que está asolandola por completo. En los primeros minutos de juego nos ‘picamos’ con una vieja conocida y comenzamos una trepidante carrera por los tejados de nuestra ciudad, hasta que llegamos a lo alto de un tempo donde se está organizando una ceremonia ocultista. Los allí presentes están invocando alguna extraña fuerza, que hacen que todo el techo se desplome y que nuestra amiga caiga justo en medio del ritual, interrumpiéndolo de forma brusca y dejándonos inconsciente por el camino.

Un año después despertamos, sin saber donde hemos estado durante ese todo ese tiempo y comienza un guión contando de forma abrupta y muy poco lineal. Las conexiones entre capítulos se hacen a través de texto en las pantallas de carga y con pocao casi ninguna cinemática. Esto hace que el guión esté muy mal contado y que nos perdamos constantemente en la historia que nos quieren contar.  Este es el primer descalabro importante del juego, ya que casi tendremos que ‘adivinar’ ciertas cosas de la trama. Incluso habrá situaciones cambien radicalmente la acción, de estar en una casa, cerrada y normal, a aparecer en una lugar semi destruido y colgados por el borde. Situaciones de corte y nula continuidad que hacen del guión un completo desastre.

Jugabilidad

Thief 09

En lo referente a la jugabilidad nos encontramos con un intento de sanbox (o mundo abierto), donde en las primeras horas de juego creeremos que a los programadores se les ha ido la cabeza, por el desastre que parece. Para empezar no podemos señalar nada en el mapa nada más allá de las misiones. Además, el mapa está divido en zonas que requieren de tiempos de cargas muy constantes, cargándose de un plumazo la sensación de ‘sanbox’.  Así, el juego aprovechará ventanas o verjas cerradas para ponerse a cargar  la siguiente parte del mapa y además será así cada vez que queramos ir de un lado a otro. Con ello, nos podemos ver en la situación de tener que ir de una punta a otra del mapa y que entre medio haya dos o tres tiempos carga, algo bastante tedioso y que como decimos se carga completamente la experiencia ‘sanbox’.

El juego en sí apuesta por el sigilo y jugará con nuestra tensión y nervios gracias a ello. Podremos optar por pasarnos el juego sin matar a nadie, o por el contrario, podremos ir a saco, gracias a nuestra porra o al arsenal de flechas que tendremos a nuestra disposición. Mediante los tipos de flechas podremos realizar numerosas combinaciones para distraer a nuestros enemigos, ya sea apagando fuegos con las flechas de agua, rompiendo jarrones a distancia o creando fuegos y explosiones. Con esto el punto estratega está a la orden del día y sobre todo la paciencia, algo imprescindible para disfrutarlo.

Thief 11

Aparte de los 8 capítulos que tiene la historia principal, también tendremos una serie de misiones secundarias repartidas por toda la ciudad que tendremos que llevar a cabo. Estos encargos ascienden a 25 (más DLCs) y son de lo más variopinto.  En los dos tipos de misiones no solo tendremos que enfrentarnos a los guardas, si no también a perros o cuervos que podrán delatarnos, algún que otro ser extraño y a una serie de retos en cada misión que las harán más interesantes y muy rejugables, ya que en la mayoría de los casos estos retos se contradicen, si haces uno, no puedes hacer el otro, obligándote a volver hacer la misión.

Por si todo ello no fuera poco, repartido por todo el mapa y por todas las misiones, tenemos un sin fin de objetos, desde simples utensilios de valor, a cuadros o joyas. Todos estos coleccionables serán nuestra fuente de exploración por todo el mapa y la razón de que pasemos horas, literalmente, hurgando en los cajones y los armarios.

Por todo ello y pese a sus defectos, Thief tiene algo que atrae y que a un servidor le ha tenido casi 20 horas enganchado para completar el juego (y todavía no al 100%). Algo en su mecánica o en forma de obligarnos a explorar los mapas, ha sido un completo acierto, pese a que en las primeras horas pudiera parecer un desastre. Con el paso del tiempo, la búsqueda y la exploración se van haciendo cada vez más importantes y le vas cogiendo el gustillo, sobre todo al darte cuenta que todo el mapeado es un inmenso laberinto, un puzzle que tenemos que resolver para entrar en cada ventana, habitación o respiradero., con muchísimos lugares y puntos secretos. El juego aprovecha muy bien todo esto y cambia el ‘señala en la mapa y ve a buscar tal cosa’, por ‘resuelve el puzzle de cómo vas a subir ahí para conseguir tal cosa’.

Tecnología / Gráficos

Thief 03

Si bien Thief hace gala de un uso muy pronunciado de las luces y las sombras, la mayoría de ellas en tiempo real pudiendo apagarlas o encenderlas a nuestra voluntad, es cierto que da la sensación de que todavía no estamos ante un juego de nueva generación . Será por los constantes tiempos de carga o porque tenemos solo un juego con efectos ‘correctos’, pero nos da la sensación de que Thief desaprovecha mucho potencial: Todas las versiones tienen bajadas de FPS a diestro y siniestro, ‘pegando tirones’ no solo cuando la consola carga, si no cuando abrimos una puerta o avanzamos por un pasadizo, algo demasiado descarado aunque no afecta a la jugabilidad.

Es difícil de entender lo que ha llevado a los creadores a sacar un juego que da la sensación de no estar optimizado al 100% para las consolas next gen y que tampoco era necesario, a priori, sacar tan pronto, pudiendo dejar un par de meses tranquilamente para su testeo y optimización ya que incluso la versión de PC se adolece. El look general del juego, con los efectos de humo, el diseño de los mapeados y los efectos de luces es muy correcto, pero nos les ha faltado ‘algo’ más.

Conclusión Thief

Thief 10

Thief tiene muchos fallos y es mejorable, pero engancha y mucho. Hay cosas, como los tiempos de carga, que deberían de estar eliminados, pero no cambiaríamos ni un ápice del genial diseño del mapeado con forma de puzzle gigante. Eso si, si eres de esos que te gustan los sanbox ‘fáciles’,  olvídate, porque Thief se te hará tedioso e incluso aburro, ya no solo por la ausencia de tiros y lo imprescindible del sigilo, si no porque ir de lado a otro ya será un reto en si mismo.

De hecho, nos es imposible ponerle mejorar nota a Thief, porque su fallos son importantes, a la par que incomprensible, pero tampoco podemos negar que pese a todo nos ha encantado y ha dado más de 20 horas de juego (y lo que queda)Ojalá y Square Enix oiga las críticas y las corrija en una hipotética segunda parte.

suscribete 1