La teoría del chorizo – Opinión

0
75

La teoría del chorizo es una teoría que aprendía hace unos años cuando trabaja en Fnac, concretamente en la sección de videojuegos de una de sus tiendas repartidas por España. Esa teoría decía que el director de la tienda donde yo trabajaba venia directamente de Carreofour, concretamente de la sección de alimentación. Escalando puestos, había llegado a director de la tienda Fnac donde yo trabajaba.

Hasta aquí todo normal, pero claro, cuando el director de la tienda se pasaba por la sección de videojuegos, hacia y deshacía como le daba la gana, promociones o carteles, sin tener en cuenta, que un cartel que estaba poniendo en primera plana por ejemplo, era de un título que ya no se vendía, o que ya había desaparecido desde hacía mucho tiempo. A esto lo llame la teoría del chorizo, es decir, trabajar con videojuegos como si estuvieras vendiendo alimentos, sin tener ni puta idea y sin darte cuenta que el producto de ocio, no es lo mismo que un alimento de primera necesidad. ¿Y en que se traducía realmente esto?, pues en situaciones absurdas, que iban en contra del propio producto por culpa de la desinformación de una persona que no tenía ni idea de videojuegos y se creía que efectivamente, estaba vendiendo chorizos.

Pasaron los años y esa teoría se quedó como una anécdota, me fui de aquel trabajo para buscar un futuro mejor. Pero con el paso de los años, me he dado cuenta de que la teoría del chorizo está presente en muchas de las webs de hoy en día: personas que no tienen ni idea con lo que están trabajando, pero como ven un hueco ‘comercial’ se meten de cabeza. Es decir, hacer webs sin saber ni papa de videojuegos o cine. Y esto… ¿es lícito?… por supuesto que lo es, pero en España estamos acostumbrados a que esto sea la normalidad y no debería ser así.

Personas que van a presentaciones, ya sea de juegos o pases de prensa de cine, que ni siquiera saben de qué va la peli que van a ver o no tienen idea de que van a ver una tercera parte y que había dos anteriores a esta (situaciones reales). Luego las críticas salen como salen, con incongruencias y con valoraciones absurdas. Y ojo, que aquí hay cierta autocritica también, pero veo extremos que me superan.

Esta teoría del chorizo también podría aplicarse tangencialmente, a aquellas personas que analizan un juego sin haberlo terminado, jugando media hora o traduciendo análisis de medios ingleses, literalmente hablando. ¿Sigue siendo lícito? … pues ya no tanto. Sobre todo cuando hablamos de medios grandes, que manejan bastante dinero y que se suponen, deberían tener una ‘calidad’ mínima. Pero claro, la realidad nos la da nuevamente el chorizo, esa gente que le da igual estar hablando de videojuegos, de cine o lavadoras, están para hacer dinero y el mundo real de los videojuegos le dan exactamente igual. Esta mentalidad de hace 50 años y que creíamos superada, por aquello de que hay que mimar al producto, hacerlo tuyo y toda la teoría del marketing, es ciertamente inexistente.

¿Deberían entonces los que escriben sobre videojuegos, saber de videojuegos?¿Deberían los que escriben de cine saber de cine? Mi conclusión rotunda es que sí, o por lo menos informarse. No puedo hablar de una saga sin haber visto las tres partes, no puedo analizar un juego sin haberlo jugado y no puedo hacer un artículo sobre x saga que tiene 5 juegos a la venta, sin saber de lo que estoy hablando. Independientemente de la teoría que debes saber para escribir y hacer buenos reportajes, que es la base, lo otro debería venir también como una especialización, si no, como asegurar que una crítica puede ser o no medianamente objetiva.

El ejemplo práctico lo he podido notar en las críticas que está saliendo de REC3, que pocas o muy pocas se paran a pensar en REC3 como la tercera parte de una saga, que se ha cargado el espíritu de la misma, pero que como producto independiente funciona perfectamente, las críticas son mayoritariamente favorable. Aplauden (literalmente) la verborrea y el humor español sin pensar que eso no tiene sentido en una película de esta saga, pero como hacen cosas macarras y políticamente incorrectas y en España mola mucho, aplaudimos.

Cuando vas a un pase de prensa de la tercera y escuchas una conversación donde se dice ‘a pues yo la segunda no la he visto’, pues piensas… ¿entonces qué haces aquí?. Sinceramente, me parece una falta de respeto hacía el producto. Y es que quizás es eso precisamente lo que falta en este mundo, un respeto por lo que se va a ver o analizar, un respeto por el producto y por las personas que han trabajado en él. Algo que hoy se pierde en muchos aspectos y que no se tiene en cuenta, tratando proyectos de años de desarrollo o rodaje, como chorizos. Hay que ser objetivos, por supuesto, pero se puede decir lo mismo de muchas maneras y con respeto.

Señores, como se decían en Ratatouille, criticar es muy fácil, pero todas las críticas que hagamos en esta parte del teclado, siempre serán inferiores a la creación de un producto y eso habría que tenerlo en cuenta y ser un poco más respetuosos con el producto que se trata. Muchos abusan de ese ‘poder’ creyéndose superiores y no se dan cuenta que están cayendo en la teoría del chorizo.

httpv://www.youtube.com/watch?v=-JPOoFkrh94

Perdón por el ingles, pero no lo he encontrado en castellano.

suscribete 1