La superioridad moral de los retrasados morales

0
57
la mirada comun sota
la mirada comun sota

Es irónico cuando alguien que no ha entendido absolutamente nada, pretende darte clases de moral. Y para rizar el rizo, vienen acompañadas de su respectiva sensación de superioridad. Como si fueran mejores personas, mejores seres humanos por soltar una demagogia simple y barata en Twitter.

Y es que cada vez que sucede algún tipo de injusticia con los animales (bastante a menudo, por cierto), nos vienen los supremacistas morales a darnos lecciones de cómo debemos comportamos. Por ejemplo, indignados porque echemos más cuenta a la injusticia del tiro a bocajarro de una perrita en plena vía publica, que a la muerte, por accidente, de varios marineros. Esa gente utiliza la verborrea mental para unir varias palabras y dejar libre su (poca) moralidad en cuanto a las personas, dando por hecho, que una persona se merece estar más en este planeta que el resto de especies que lo habitan.

Su simpleza le lleva a hacer bandos “porque miráis ahí y no miráis aquí”, sin darse cuenta que otras personas estamos mirando a los dos sitios a la vez o incluso a tres. Sin ser capaces de atisbar la indignación moral (y tristeza) que produce el asesinato de Sota, el de Laura Luelmo o el de la desgracia de los marineros en Galicia. Semejante bajeza moral me deja atónito.

Esta misma gente retuerce la pataleta moral demagoga para creerse superiores a aquellas personas indignadas por semejantes actos de violencia en pleno año 2018. Son aquellos que te dicen que por qué nos preocupamos por un perro cuando están muriéndose niños en África, pero a la vez, lo dice tuiteando desde su sofá, con su mantita por encima y viendo su serie de turno. Incluso se permiten quejarse de los inmigrantes, que claro, nos quitan el trabajo. Que malos los negritos.

Desgraciados ellos, no son capaces de ver más allá de lo que tienen delante de sus pantallas, ni de profundizar un poco y mucho menos de tener un ápice de compasión. La compasión, no solo se tiene con los de tu misma especie, no solo se tiene con tu familia y vecinos, no solo se tiene con los que están cerca tuya o con tus compatriotas. Esa es una compasión egoísta y de pacotilla, es demagoga y simplista. Pero claro, estos conceptos le sonarán a chinos, señora.

La compasión debería romper fronteras y banderas. La compasión debería darse en África, en USA, y en Libia. Lo mismo que en el Amazonas y en selvas devastadas. La compasión se debería tener con todos los ecosistemas (animales incluidos) que destrozamos para hacer galletas con aceite de palma, al igual que con las personas que se están quedando sin hogar en nuestro país por culpa de una ley sumamente injusta. Todo lo demás es un postureo que me da un asco infinito.

Esta gente no se da cuenta que está gritándole a los cuatro vientos su auténtica falta de compasión y su egoísmo, todo de una vez, alto y claro. Y además, se jactan de ello. Si eres una persona empática y compasiva deberías serlo siempre. Si fueras una persona moralmente acta te darías cuenta que no se trata de ‘o animales o las personas’, o del ‘solo es un perro’. Si entendieras en que mundo vives y hacia dónde vamos, te darías cuenta que la ‘O’ debe cambiar por una ‘Y’. Las personas Y los animales (y por extensión, el planeta donde vivimos). Es la misma moralidad simplista del ‘La violaron porque iba borracha’.

¿Qué ha hecho una persona con semejante catadura moral superior al resto de habitantes de este planeta?¿Por qué ella o yo tenemos más derechos en estar sobre la faz de la tierra que un elefante, un tigre o un perro?¿Por qué se da por hecho que los animales son prescindibles, objetos?,¿Si me indigna la brutalidad policial americana, que a la mínima te cosen a tiros, por qué no me indigno cuando hacen lo mismo con un animal suelto por la calle, léase, un avestruz?¿No son ambas en su base, actos de barbarie desmesurada que podrían solucionarse de otras muchas formas no letales y que en ambos casos desprecian la vida?,¿Por qué en pleno 2018 se le pega un tiro en la cabeza a un perro y se deja morir agonizando?¿No deberíamos, si realmente somos superiores a los animales, cuidarlos, respetarlos y evitarle todo el sufrimiento posible?¿No sería esa nuestra responsabilidad, al igual que es la responsabilidad de un padre proteger a su hijo, o de un tutor enseñar a su discípulo? Y sobre todo ¿En qué momento una persona que no ha avanzado moralmente en ninguna de esas cuestiones se permite el lujo de dar lecciones de moral a otras, y sentirse superior?

Como seres humanos, deberíamos utilizar la compasión para hacer de este mundo un hogar mejor, y no un sitio corrompido por el egoísmo absoluto que nos correo. No somos capaces de ponernos en el lugar del otro, ni siquiera como seres humanos, cuanto menos en el lugar de un animal. Otro ejemplo del egoísmo absoluto y del asco que puede llegar a dar el ser humano es este hilo de comentarios de Angela Ponce. Donde literalmente la transfobia y el bulling campan a sus anchas:

Cuando se aúnan el egoísmo y la falta de compasión, lo que nos hace humanos disminuye. Dejamos de ser humanos y nos convertimos en “seres”. Yo no considero que tengo más derecho a la vida que cualquiera persona, o animal de este planeta, tengo el mismo. Como también tengo el mismo derecho a no sufrir, y la obligación moral de no hacer sufrir a los demás, sean animales o personas. En este escenario, donde mi base moral es evitar todo sufrimiento posible y respetar la vida, ¿quién es este tipo de gente para darme clases de moral?.

Y no, no solo es un perro. Es el desprecio absoluto a lo que nos hace humanos, a la compasión, al evitar el sufrimiento, a la injusticia, a la moral y la ética. Esa misma gente dice que por preocuparnos por los animales, nos estamos deshumanizando, que la raza humana se va la mierda y que es un despropósito, sin darse cuenta que es justo lo contrario. Que los deshumanizados, son ellos, que se han convertido en seres con una compasión egoísta y demagoga siendo cada día menos ‘humanos’. Que son ellos los que están consiguiendo que los demás creamos cada día menos en la raza humana.

suscribete 1