Crítica de Silencio desde el mal

1
30

28sd_11.jpgDirección: James Wan.
País: USA.
Año: 2007.
Género: Thriller sobrenatural.
Interpretación: Ryan Kwanten (Jamie), Amber Valletta (Ella), Donnie Wahlberg (Jim Lipton), Bob Gunton (Edward Ashen).
Guión: Leigh Whannell; basado en un argumento de Leigh Whannell y James Wan.
Producción: Gregg Hoffman, Oren Koules y Mark Burg.
Música: Charlie Clouser.
Fotografía: John R. Leonetti.
Montaje: Michael N. Knue.
Diseño de producción: Julie Berghoff.

Sipnosis : En el tranquilo pueblecito de Ravens Fair cuentan la historia de Mary Shaw, una ventrílocua que enloqueció. Acusada de haber matado a un niño, los habitantes del pueblo la persiguieron, le cortaron la lengua y la mataron antes de enterrarla con sus “hijos”, una colección de muñecos hechos a mano. Lejos de su pueblo natal, el joven matrimonio formado por Jamie (Ryan Kwanten) y Lisa Ashen creían haber comenzado una nueva vida. Pero cuando Lisa es brutalmente asesinada, Jamie regresa a Ravens Fair para el entierro, decidido a descubrir quién la mató. Se instala en la casa de su padre enfermo (Bob Gunton) y la joven esposa de este (Amber Valletta) para investigar quién mató a Lisa y por qué.

Diríamos que es una mezcla entre una película de terror japonés y un intento de ‘Saw’, en lo que se refiere a historia impactante, pero que no llega ni a una cosa ni a otra. Cuando terminé de verla no sabia que pensar de esta cinta, si alegrarme por que me había gustado, o sentirme decepcionado por que era bastamte previsible. A día de hoy sigo sin saber donde encajarla realmente.

La primera parte de la película parece una película de terror adolescente de finales de los 90. De esas que para ser una película de ‘miedo’ da menos del que pretenden. Eso o es que ya estamos demasiado acostumbrados a los sustos fáciles. Y esto de lo que no se priva la cinta, de susto fáciles, de espíritus en el espejo, apariciones detrás del personaje principal y sombras en la oscuridad, nada del otromundo y ningún de ellos sorprendente. Todos con un tufillo a terrorjapones, sin llegar a conseguirlo. Sobre todo esa lengua danzante vista mucho antes en peliculas como ‘The Eye’ de los hermanos Pang.

Eso si, conforme avanza la cinta, comienza a subir el listón, lento pero seguro. La historia va envolviendo y cautivando, los escenarios y decorados parecen sacado de una película con mucho más presupuesto que una simple cinta de terror clásico. Hasta llegar al final que es donde pega el ansiado giro de guión, que conociendo al director, estaba esperando con impaciencia. Cosa que juega en su contra, ya que los finales tipo ‘Saw’ han sido demasiado explotados últimamente, y ya solo piensas ‘¿dejaran el giro deguión para esta escena o para la siguiente?’, así que aquí el factor sorpresa se pierde por completo, de hay mi duda de no saber como reaccionar al final de la película. ¿Será que yo soy demasiado fan de ‘Saw’?.

La verdad es que es entretenida, no se hace pesada del todo y es perfecta para una tarde en casa, tirado en el sofá sin esperar mucho más, como la vi yo. Aunque no creo que sea una peli para ir a ver cine y mucho menos, ni siquiera puede ser comparable con la primera del director. Esta a años luz de cualquier ‘Saw’.

– Puntuación: (5/10)

suscribete 1

1 Comentario