Crítica de Saw IV

0
31

Dirección: Darren Lynn Bousman.
País: USA.
Año: 2007.
Duración: 95 min.
Género: Terror.
Interpretación: Tobin Bell (Jigsaw/John), Scott Patterson (agente Strahm), Betsy Russell (Jill), Costas Mandylor (Hoffman), Lyriq Bent (Rigg), Athena Karkanis (agente Pérez), Justin Louis (Art), Simon Reynolds (Lamanna), Mike Realba (Fisk), Marty Adams (Ivan).
Guión: Patrick Melton y Marcus Dunstan; basado en un argumento de Patrick Melton, Marcus Dunstan y Thomas Fenton.
Producción: Gregg Hoffman, Mark Burg y Oren Koules.
Música: Charlie Clouser.
Fotografía: David A. Armstrong.
Montaje: Brett Sullivan y Kevin Greutert.
Diseño de producción: David Hackl.
Vestuario: Alex Kavanagh.
Estreno en USA: 26 Octubre 2007.
Estreno en España: 26 Octubre 2007.

Sipnosis: Jigsaw (Tobin Bell) y su aprendiz están muertos. Tras conocer la muerte del detective Kerry, dos avezados criminólogos del FBI, el agente Strahm (Scott Patterson) y la agente Pérez (Athena Karkanis), llegan a la destartalada comisaría de policía para ayudar al veterano detective Hoffman (Costas Mandylor) a investigar el último y sanguinario juego de Jigsaw. El objetivo es dar sentido a las piezas del malévolo puzzle. Pero de repente, el comandante Rigg del SWAT (Lyriq Bent), el único oficial al que Jigsaw aún no había tocado, es secuestrado y obligado a formar parte del terrorífico juego de este psicópata.

Vayamos por partes, por que es tan densa esta cuarta entrega, que deberás hacer los deberes y ver la otras tres, para disfrutar de verdad de todo lo que nos cuenta, de sus giros arguméntales y de su saber hacer típico de esta saga. Todo un sello de personalidad como ninguna otra.

Pero empezamos por lo básico, por las pruebas, los puzzles, lo que de verdad da morbo de la película y lo que hace que te retuerzas en la silla del cine mientas que la ves. Son más y mejor que los de la tercera. Sin ningún tipo de duda. Son retorcidos y descabellados, maquinas de matar ‘made in Jigsaw’. Aunque también es cierto, que comparándola con la tercera entrega, son más ‘light’. En ‘Saw IV’ las trampas son algo menos algo menos asquerosas, pero igual de retorcidas. Será eso, será que después de 3 entregas, ya cualquier cosa nos parece poco, o que no utilizan el gore ‘fácil’ (siempre dentro del contexto en el que nos encontramos, es decir en una peli de asesinatos) como lo hicieran en ‘Saw III’ y la famosa escena de la operación.

El argumento tiene todo lo que no tubo la tercera. Esta bien elaborado, muy bien encajado. La película en si es una trampa, un puzzle que te atrapa y te va poniendo a prueba para que seas tu el protagonista, y sepas destripar la historia completa antes de que llegue la típica escena donde se desvela todo, con la ya famosa música de Saw de fondo. Esto es un arma de doble filo. A mi personalmente me encantó, me pareció sublime, pero para una persona que no sea fan de la saga, o que se meta en el cine por el nombre, puede que le resulte difícil de entender, puede incluso perderse entre tanto dato y tanto personaje sin presentacion procedentes de las entregas anteriores.

En definitiva es una secuela MUY buena, que a los que somos amantes de esta saga, nos complacerá con creces, respetando al elemento más importante, a Jigsaw, a puzzle, al responsable de toda la matanza que se da acabo gracias a su obra. Después de la decepción de la tercera, me ha parecido un soplo de aire fresco para la saga, una nueva forma de encajar con la 5º y la 6º que se estrenaran el año que viene por estas fechas, y seis meses después respectivamente. Una secuela que me hace pensar, que la saga de Saw la llevan planeando desde la segunda entrega, por lo bien que esta encaja con todas las anteriores. Como si hubieran escrito todos los guiones a la vez.

– Puntuación : (7/10)

suscribete 1