Rompe Ralph – Crítica

1
52
Rompe Ralph

Imaginaos una mesa llena de botones. Cada uno de esos botones es un guiño a una saga, un ‘toque’ a la más parte más friki del mundo de los videojuegos que todos los que ‘vivimos’ dicho mundo tenemos. La película Rompe Ralph es quien controla dicha mesa y nos regala guiños para todos los gustos y sagas. Y no a marchas forzadas, algunas de esos puntos son muy frikis y dejan claro que detrás de Rompe Ralph ha habido un afán de hacer las cosas bien, de un estudio minucioso sobre cómo son los videojuegos y cómo fueron. 

Pero partimos de la base de que estamos en una sala arcade, una de esas típicamente americanas, donde uno de sus juegos más famosos ha aguantado el tirón durante 30 años. En dicho juego, muy parecido al primer Donkey Kong de NES, nuestro malo malote está cansado de ser siempre el malo, estar solo y ser repudiado por todos los personajes de su propio juego. Aquí comienza la aventura de Ralph, que no solo saltará de juego en juego, sino que descubrirá en el camino toda una serie de personajes clásicos de los 80 y 90 y una referencia continua durante toda la cinta al mundo de los videojuegos. Y los que no aparecen por problemas de derechos, también están presentes en forma de menciones o “de fondo”. Todos o casi todos tienen cabida en la cinta.

Rompe-Ralph

Además, la cinta juega muy bien con características propias de los juegos como errores de programación o fases que están en el juego sin ser terminadas. Toda una ristra de detalles que personalmente me ha sorprendido positivamente, ya que esperaba que la película solo fuera un pretexto para que salieran de fondo personajes clásicos, para así atraer al público friki a las sagas, pero por suerte ahondan mucho más jugando con todos esos conceptos, hasta el cambio de pixeles de una generación a otra y la subida del nivel del violencia en los mismos.

Con todo ello, y con un halo macarra que proporciona uno de los personajes, la cinta deja un poco de lado el público infantil para dirigirse a otro más adolescente, ese que está directamente relacionado con los videojuegos y que, aunque estemos viendo un mundo de color y de gominola, sabremos buscarle la parte macarra de todo. Incluso tendremos jefe final, una batalla que bien podría ser de cualquier Zelda.

rompe-ralph-4

Con todo ello, el mundo de los videojuegos queda medianamente retratado en la cinta, Street Fighter, Sonic, el mundo de Mario, Gears of War y un larguísimo etcétera que no os desvelaré porque si no la cosa pierde la gracia, pero estad atentos a los fondos, a los personajes paseando y todo lo que sale en pantalla… Podréis encontrar muchas sorpresas. Y además de una forma muy entretenida y divertida, ya no sólo por los guiños, sino que además la cinta se haceamena, divertida y con ciertos personajes muy destacados. Quizás algo predecible en su final si sois un poco avispados, pero igualmente funciona en todos los sentidos. Una de las cintas de animación 3D que más me ha gustado de los últimos años, una de esas que se pone al lado de Como entrenar a mi Dragón, Enredados o Toy Story 3. La Disney ha cogido carrerilla con la animación 3D y le está sacando muchísimo partido, además el mundo que ha creado se merece una segunda parte… Nos quedaremos con ganas de más.

suscribete 1

1 Comentario