Reconstruyendo-me

0
7

Es curioso como cuando uno esta en época de bajona, siente la necesidad de expresarse de mil formas diferentes, pero cuando esa época pasa y comienzan de nuevo los buenos tiempos… la expresividad, la creatividad… se esfuma y solo que una parte de lo que fue. Sigues intentando expresar cientos de cosas, que quizas ahora seria el mejor momento para soltarlas, pero tu cerebro esta atrofiado, le cuesta pensar y sacar en claro ciertas pautas de comportamiento, ciertos sentimientos. Y no por que tenga dudas, si no por el simple hecho de que no esta acostumbrado a una rutina en donde la negatividad no existe.

Y es que ver todo lo que se avecina dentro de unos pocos meses, por una lado me provoca autentico pánico, pero por otro, es lo que llevo pidiendo años, por tanto mi mente no se hace a la idea todavía de todo lo que esta pasando y mucho menos a que todo sea real. ¿Realmente se puede cambiar tanto en tan poco tiempo, se puede llegar a aprender y a superar ciertas cosas con una sonrisa? Yo siempre he creído que no, pero últimamente ciertos detalles se me escapan de las manos, incluso diría que de mi boca. Palabras que salen solas, sin ni siquiera pensarlo.

Tímidamente se va abriendo camino entre tanta oscuridad, y todavía no se como es posible, si ni siquiera tenia una linterna. Pero oye, lo esta consiguiendo. Quizás ahora, de vez en cuando y por pura costumbre, eche la vista hacia atrás y piense en otras épocas, como si entendiera que todo esta en el sitio que tiene que estar… ahora si. Pero sigue existiendo cierta rabia en muchas de aquellas cosas que ya pasaron, sigue habiendo todavía cierta impotencia que se guardar en uno de esos rincones y que va desapareciendo poco a poco en la oscuridad. Al igual que la propia oscuridad.

Una vez conté la historia de un Ángel al que su mundo se iba deshaciendo poco a poco, que incluso él se iba desvaneciendo por culpa de la impotencia. Pero ahora es totalmente al contrario, ese Ángel comienza a rehacerse poco a poco de forma lenta pero segura, se va reconstruyendo de sus cenizas, he intenta por todos los medios dejar de ser ese polvo mecido por el viento. Es curioso como podemos resurgir de nuestras cenizas, aunque hace dos días no viéramos futuro ninguno, ni para nosotros, ni para los que nos rodean… Es curioso como lo mismo que el universo decide que es tu momento de que toda tu vida sea una autentica locura, también le da el arrebato de ponerse de acuerdo para que todo comience a machar bien.

suscribete 1