Crítica de REC 4 : Apocalipsis

0
107

Estamos ya ante una cuarta entrega de una saga española, mérito que debe ser reconocido siempre debido a como se encuentra en estos momentos el cine español. Pero la realidad es que REC 4 no cumple las expectativas puestas en ella y sin bien vuelve un poco a su origen y al género de terror puro y duro, no es capaz de acercarse ni a años luz a sus dos primeras entregas.

Con un guión simplemente correcto que comienza justo donde terminó la segunda entrega, nos encontramos con un final para toda la saga que es simplemente eso, correcto. No arriesga y es predecible en todo momento, incluso en la escena del segundo final de la cinta. Comparando este guión con el de, por ejemplo, la segunda entrega, nos damos cuenta que el universo que se abrió ya no existe y que se pasa de puntillas con una o dos menciones en toda la película, cerrando ese universo con prisas, en plan “no queremos profundizar más, ni contar más, solo queremos cerrar esto y pasar al siguiente proyecto”. El guión de REC 2 podía gustar más o menos, pero ampliaba el univverso creado en la primera, arriesgándolo todo. REC 4, en cambio, no solo no arriesga, si no que prácticamente ignora todo lo ocurrido. ¿Curas, iglesia? Fue todo un sueño de Resines.

Y es que REC 4 parece que está hecha sin ganas y para salir del paso, parece la típica película de terror americana sin alma, que intenta ser algo, pero que no lo consigue. Con un intento final de sorpresa que solo sirve para dejar de manifiesto lo que acabo de comentar, donde  intentan darle algo de vida al conjunto, pero que no es suficiente por si misma, la historia se diluye entre carreras y escenas de gore calcadas de la tercera. ¿Os acordáis de esa moto sierra y lo que provoca en la cara de un ‘infectado’?, pues en esta tendremos una escena idéntica, pero cambiando la herramienta. Y eso es precisamente lo que mata a esta cinta, que no tiene alma por si sola y que tampoco tiene ningún interés por tenerla.

REC 04 22082013 01

Y para rematar todo, aunque es algo que adolece al cine Español, o a su gran mayoría, son esas actuaciones de manual acartonadas y sin ningún tipo de vida que inundan nuestras series y que denotan el miedo que se tiene desde altas esferas a meter acentos para no caer en tópicos o a darle ‘vida’ a las actuaciones con dejes y ‘fallos’ en su pronunciación por miedo a ser criticados. Las actuaciones de REC 4 son planas, sin vida y sobreactuacadas. Tan de manual que hace que la cinta se vea falsa, algo que choca de frente con la primera entrega, donde uno los puntos más importantes de la misma era su naturalidad, que nos hacia meternos desde el minuto uno en la piel de todos los vecinos y en su situación. Por tanto entendemos que perdiendo eso, REC pierde una vez más la esencia de la propia saga, la naturalidad. El resultado es que Manuela Velasco queda como una loca histrionica, cuando lo único que está haciendo es ser Ángela Vidal, pero el resto de actuaciones son tan planas que ella destacada, para mal, entre todas, cuando realmente está haciendo su trabajo y lo está haciendo bien.

Concluyendo, REC 4 cierra la saga, pero no profundiza en ella, solo la cierra y a otra cosa. Una cinta decepcionante, sin alma y sin ganas que contrasta con el gran trabajo que se consiguió en las dos primeras. Además los monos animatrónicos tipo marionetas no le ayudan mucho. Una pena que ni la tercera, ni la cuarta hayan estado a la altura de lo que realmente era REC, la mejor saga de TERROR de nuestro país.

Vídeo Crítica de REC 4

IMG_0368 copiaIMG_0376 copiaIMG_0385

suscribete 1