La pérdida de exclusivas y la devaluación de las consolas

0
190

Llevamos dos semanas hablando mucho del tema de las exclusivas y de como afecta al valor de ventas de las consolas. El listado de títulos exclusivos que está perdiendo Sony con respecto a PC empieza a ser extenso: Heavy Rain, Detroid, Beyond Two Souls, Crash N’Sane Trilogy, Nioh o Death Stranding. Estos son solo algunos de los juegos que comenzaron siendo exclusivos de las consolas de Sony, pero que poco a poco han ido apareciendo en compatibles con ediciones completas y mejoras propias de los gráficos de PC.

Me hubiera gustado traeros una lista fidedigna de juego que se lanzaron a la vez en PS4 y PC, pero la información es sumamente escasa y fiable. Los medios tienden a vender como exclusiva todo lo que salga en consola, obviando de forma sistemática las versiones de PC. Esto lleva pasando unos 20 años, pero con el auge de los PC gamers de la última década, es todavía más sangrante.

Juegos como Tomb Raider, Resident Evil, Halo, Legacy of Kain, Driver, y un sin fin de títulos más que en su día aparecieron en compatibles y de cuyas versiones no se hablaba en ningún sitio. En ese momento y debido a la nula información, el que un juego saliera en PC, no afectaba en absolutamente nada a su versión de consola. Es más, la comunidad vivía en un limbo informativo, donde era feliz creyendo que lanzamiento como Tomb Raider o Resident Evil eran exclusivos de su consola. En aquella época los que jugábamos a esos juegos en PC, éramos un rara avis dentro de un mercado que ya de por sí era de era una rara avis en sí mismo.

Suscríbete Jota Delgado

Hoy en día la sobreexposión a la información nos ha dejado un tablero un tanto distinto, y lo que hace 20 años no suponía ningún problema, hoy es un arma arrojadiza contra la consola que yo no poseo. Esto es uno de las herramientas más importantes del marketing, y hay estudios psicológicos sobre ello (os podéis dar una vuelta por google) una persona se reafirma y auto convence de que lo que ha comprado es lo mejor, aunque sea de forma inconsciente, debido al desembolso o esfuerzo que ha tenido que realizar para tener ese producto. Si eso lo aunamos con una comunidad poco crítica que se retroalimenta a sí misma, tenemos como resultado los fanáticos de las marcas: “Lo mío es lo mejor porque me ha costado mi dinero”.

Así nos encontramos en una situación donde no nos paramos a ver el conjunto del todo, y luego claro, nos llevamos las sorpresas. En ese conjunto no tenemos en cuenta que cada vez, las superproducciones tipo God of War, Horizon o The Last of Us son más caras y requieren más dinero. Bajo el pretexto de “es que todavía no hemos sacado todo el potencial de la consola”, se encuentra una gran mentira sumamente arraigada en la comunidad. La realidad, es que lanzar al mercado un God of War al comienzo de una generación, no es tan rentable como sacarla al final, cuando tienes colocadas más de 40 millones de consolas y sabes, cuando estamos hablando de exclusivos, que tienes un posible volumen de ventas mucho más amplio que si sacas uno de esos juegos como ‘vende consolas’ al comienzo de la generación.

Y claro, me diréis… “es que Nintendo ha sacado varios Zelda al comienzo de la generación”. Esa afirmación, una vez más es quedarse en la espuma. Nintendo cuando ha hecho esto se ha asegurado las ventas de la anterior consola que tenía a la venta, sacando el juego en ambas, pero utilizando la maquinaría del marketing para que creas que la versión buena, la de verdad, es la de la nueva consola y la otra es un simple port cuando la realidad es que es al contrario: Breath of Wild empezó a desarrollarse para Wii U, al igual que Twilight Princess para GameCube y fueron adaptados posteriormente a las nuevas consolas.

A esto le añadimos que Nintendo no está a la vanguardia en gráficos, y que suple con otra serie de ingredientes. Si un Breath of Wild, estuviera a la vanguardía gráficamente hablando, el presupuesto del mismo se dispararía y es algo con lo que muy conscientemente juega Nintendo. El royo de “es que hemos llegado tarde a las 3D” tirando incluso del victimismo, es mucho mejor que contar la verdad “no queremos gastar un pastón en crear un videojuego porque lo que queremos son beneficios”.

Zelda Twilight Princess comenzó como jeugos exclusivo de GameCube

Nintendo lleva desde Wii actuando de esta manera, ya que aprendió a la fuerza con GameCube que la potencia no era el camino de los billetes. Como dato adicional, la manía que tienen los de Kyoto de vender hardware caduco a precio de nuevo, como ya hicieron con el lanzamiento de 3DS y que les aporta unos beneficios con cada venta. Por esa razón Nintendo dice que “nunca dejará de hacer consolas”, su modus operandi es sumamente rentable, mucho más que el de la competencia.

Con todo esto, tanto Sony como Microsoft saben que los desarrollos son cada vez más caros, y que necesitan mucho parqué de consolas para rentabilizar los mismos. También saben que el hardware no les aporta demasiados beneficios (PS3 por ejemplo, salió a la venta con pérdidas poniendo a Sony en una situación una tanto complicada), y que por tanto, la única salida que les queda es, como han hecho, sacar servicios adicionales por lo cobrar constantemente: Suscripciones mensuales, servicios de alquiler de juegos, dlcs, juegos como servicio, etc

Destiny I & II como ejemplo de juego tipo ‘servicio’.

Todas estas maniobras de las que nos quejamos, son simplemente el resultado del encarecimiento de los presupuesto de las grandes superproducciones, que hay que pagar por algún sitio. Por eso, los precios de los juegos digitales siguen siendo los mismos que en físico, y por eso, poco a poco, los juegos físicos han dejado de incluir manuales y demás parafernalia, así como la calidad de las ediciones especiales son algunas veces tan paupérrimas, porque la industria necesita liquidez de donde pueda.

Por tanto, es normal que, ante este panorama tanto Microsoft, que ya lo veía venir de hace mucho, como Sony, opten por sacar todos sus juegos exclusivos en la mayor cantidad posible de dispositivos que puedan y es el modelo que van a seguir en los próximos años. Mi duda no es si van a seguir está dinámica, si no la forma de aplicarla. Es decir, ¿Dejará Sony un tiempo de exclusivas para sus consolas, por ejemplo 6 meses o un año, o directamente las sacará de lanzamiento como hace Microsoft?

Yo apuesto a que poco a poco iremos viendo más exclusivos de Sony en PC con una ventana de lanzamiento mucho menor, para aplicar de forma magistral el juego psicológico en el marketing de “la langosta cocida”: Cada vez sacarán con menos tiempo entre el lanzamiento de una exclusiva en PS4 y su versión de PC, para en la cabeza de todos sus usuarios, Microsoft siga siendo la consola ‘devaluada por sus no exclusivas’. Cuando nos demos cuenta, las exclusivas de consolas habrán desaparecido, o la ventana de lanzamiento será tan pequeña que no nos importará esperar.

Llegamos a este punto, ¿es absurdo comprar una consola y deberíamos todo pasarnos al PC? Pues no, es absurdo pensar esto, como también me parece absurdo insistir constantemente en la devaluación del valor de una consola por el tema de las exclusivas. No señores. Lo que te vende una consola es un sistema cerrado y optimizado para jugar. Encender y punto. Y ese es actualmente el punto más importante de la venta de una consola, el segundo sería el precio y el tercero, en todo caso, las exclusivas. Aunque las consolas no tuvieran exclusivos, seguiría habiendo un público mayoritario que sabe utilizar una consola para jugar, pero que en cambio no sabe utilizar un PC para jugar, o se les hace un mundo.

Por tanto el argumento de “¿para qué quiero una series x/ps5 si tengo sus juegos en PC?” es bastante absurdo, y como comentaba antes, es simplista. Son argumentos fáciles a los que acuden aquellas personas que quieren utilizar consigo mismas la psicología del marketing de autoconvencimiento desprestigiando al contrario. La realidad es que, hasta la fecha y hasta que haya algún sistema operativo exclusivo para juegos en PC, las consolas venden comodidad.

No creo que tengamos que llevarnos las manos a la cabeza por la pérdida de exclusivas de una plataforma u otra, y mucho menos utilizarlas como armas arrojadizas por mañana mismo, Sony puede cambiar de parecer y lo que hoy en día defienden sus fieles, mañana puede ir contra de la propia empresa. También una realidad innegable que tanto la perdida de exclusivas como el juego online multiplataforma, beneficia a todos los jugadores y debería ser el futuro. Cada uno que juegue como y donde quiera, rompiendo las barreras de las plataformas y poniendo jugar con su amigo de toda la vida independientemente de si juega en consola, pc o móvil. Ese debería ser el futuro, una comunidad sin barrera reales.

Hasta aquí el artículo/reflexión de esta semana, si te ha gustado, compártelo en tus redes sociales y darle amor. Nos leemos la semana que viene.

0 0 vote
Article Rating
Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments