Need for Speed Rivals – Análisis

0
53

Una nueva entrega de la saga Need For Speed da la bienvenida a la nueva generación y aunque sale tambien para Xbox 360 y PS3, Need for Speed Rivals se considera juego de lanzamiento de las nuevas consolas de Microsoft y Sony. En esta nueva entrega nos propone meternos en la piel dos bandos diferentes y nos da a elegir entre ser policía o un corredor como los de toda la vida. ¿Su punto fuerte? Sin duda el online.

Jugabilidad

Estamos ante una entrega que parte directamente de la jugabilidad de Most Wanted, donde tendremos una gran ciudad por la que correr a solas o acompañados mientras vamos haciendo pruebas y subiendo nuestros Speed Points. Al comienzo del juego tendremos un tutorial donde aprenderemos las diferencias entre el bando de los policías y el bando de los corredores y como podremos ganar los comentados SP. La conducción, por tanto vuelve a ser sumamente arcade y casi podemos decir que tenemos dos campañas diferenciadas en paralelo.

need_for_speed_2013__nombre_provisional_-2412479

Una vez tengamos bando (podremos cambiarlo en cualquier momento), en nuestra pantalla nos aparecerá una SpeedWall, una lista de objetivos que deberemos cumplir para ir subiendo en el rango del bando en el que nos encontremos y avanzando en la historia del mismo. Por tanto no solo tendremos que hacer pruebas y ganarlas, si no que además el juego nos propondrá diferentes objetivos según nuestro nivel, como chocar lateralmente contra otro piloto, patrullar durante varios kilometros, etc, etc. Una vez terminada una SpeedWall, podremos elegir entre varias diferentes para seguir ganando SpeedPoints y estos a su vez, poder gastarlos en coches nuevos, mejoras y una sistema de tuning bastante corto.

Una vez tengamos nuestra lista de objetivos seleccionadas, entraremos en el mapa por el punto que más nos convenga (todo un acierto), y a partir de ese momento, la ciudad será nuestra, con su correspondiente libertad de acción. Podremos hacer lo que tenemos en la lista, jugar carreras, ir en contra de otros corredores o simplemente centrarnos en el listado de objetivos.

Lo bueno de todo esto, es que aunque tenemos el juego offline donde los otros pilotos y policías estarán controlados por la maquina, el juego por defecto nos conectará a los servidores de EA (muy rápido y casi sin darnos cuenta, todo sea dicho), donde los policías y los pilotos que se reparten por toda la ciudad, serán personas reales.

need_for_speed_2013__nombre_provisional_-2412469

Y es aquí donde el juego nos gana, pues los corredores competirán contra policías reales y viceversa, dándole al juego un toque mucho más divertido y sobre todo casi impredecible. Tendremos momentos de locura asegurada, sobre todo porque todo pasa en tiempo real y podemos, por ejemplo estar en una misión o carrera nuestra siendo policía y encontrarnos con un piloto. Con solo tocar a ese piloto comenzará la persecución y de nosotros depende si seguir con ella o continuar con nuestra carrera. Así en el condado de Redview podremos tener hasta 6 jugadores campando a sus anchas por el mismo, haciendo sus propios retos y carreras y de nosotros dependerá si les ayudamos, les fastidiamos o simplemente vamos a nuestro aire por el mismo. Algo sin duda es el mayor logro de esta nueva entrega.

Dicho esto y aunque nos parece una formula bastante divertida, es cierto que es una especie de adaptación de los que ya vimos en el último Most Wanted de Criterion y que esta vez el mapeado y las opción para descubrirlo se quedan algo escasas, dando la sensación de que la libertad se ve relegada a un segundo plano.

Tecnología / Gráficos

Lo cierto es que en la versión analizada (Xbox One) , este Need for Speed se ve lujo, tanto por que va a 1080p con 30 frames por segundo, como por la cantidad de efectos que veremos en pantalla en determinadas ocasiones. No solo la iluminación, si no el viento, la lluvia, los truenos, los arboles y un sin fin de detalles que aparecerán en nuestra pantalla, algunas veces todos a la vez y que no hacen más que darle más realismo al propio juego.

La sensación de velocidad es la que cabría esperar de un título como este, aunque si es cierto, que se espera una mejoría en general en el apartado técnico en próximos juegos. Si, es bueno, pero esperamos más de la nueva generación de consolas, sobre todo en temas de física y destrucción de coches, ya que inexplicablemente, en esta nueva entrega los coches no se deforman. Si bien es cierto que chocamos y vemos piezas volar por los aires, a la vuelta el coche está intacto comosi no hubiera pasado nada. Además el sistema de deformaciones de Criterion para Burnout Paradise o Most Wanted brilla por su ausencia.

Todo ello se completa con una música machacona, ideal para este tipo de juegos y una constante palabrería por parte de la central si somos policías, donde nos irán avisando constantemente y en tiempo real de lo que está pasando con nuestros enemigos en el mapeado.

Conclusión Need For Speed Rivals

Need for Speed Rivals es rápido y adictivo a la par que divertido, pero nos da la sensación en todo momento, viniendo de Most Wanted, que le falta algo y que se nos hace pequeño en su mapeado. Es cierto que el apartado gráfico en la nueva generación es el esperado, a 1080p con 30 frames constantes, pero creemos que todavía se puede hacer mucho más, sobre todo en temas de deformaciones y destrucciones de los coches. Eso si, tiene a su favor lo más importante: una locura de modo online con amigos o desconocidos, algo que hará las delicias de los amantes de la velocidad arcade.

suscribete 1