Análisis de Mortal Kombat X

0
148

La saga Mortal Kombat resurgio de sus cenizas como si de Scorpion se tratara, y lo hizo por todo lo alto de la mano de Netherrealm, el estudio que supo como devolver la batuta a una de las sagas más famosos de lucha del mundo de los videojuegos. Y claro, una ‘segunda parte’ de su éxito era complicado de llevar a la practica, sobre todo cuando logras un producto tan redondo y tan bien pulido. Pero por suerte los chicos de Netherrealm han sabido coger todo lo aprendido durante estos años y han aportado a esta nueva entrega cierta frescura para encontrar el equilibro entre lo clásico y la justificación de una nueva entrega.

Pero empecemos por una de las características que se conserva de la anterior entrega y que ha sido imitada por algún que otro título después de éxito de la novena entrega de la saga: el modo historia. Como muchos sabréis, Mortal Kombat X cuenta con un modo historia donde se entrelazan todos los personajes, y no nos quedará más remedio que ir controlando a todos los personajes seleccionables del juego, a lo largo de aproximadamente 5 horas para enterarnos de toda la trama de película de serie B que nos presenta el título, con unas peleas corografiadas de un nivel altísimo, eso si.

Y es que si bien la historia es digna de una película de cine, no deja de estar rodeada se situaciones forzadas y clichés, que por otro se entienden al tener que entrelazar tantos personajes e historias para llevar a cabo ese circo de sangre y muerte que se situa 20 años después de la anterior entrega. Lo cierto es que además de todo lo bueno del modo historia y que un servidor cree que deberían imitar todos los juegos de lucha, sin excepción, se ha implementado un sistema de QTE por el que no solo avanzamos de un combate a otro sin más dilación que al propia cinemática, si no que además ahora estas serán algo interactivas (tampoco tanto, pero nos sirve). Con todo ello , el modo historia queda mejor pulido que la anterior entrega.

Lo criticable de este modo, tiene que ver con la plantilla seleccionable de  jugadores, y que muchos de los personajes que aparecen en el modo historia y con los cuales tenemos enfrentamientos, no son controlables, ni tampoco desbloqueables. Además la dificultad del modo historia está bastante desequilibrada según el personaje que nos enfrentemos, sin que parezca que existe una curva ascendente continua de dificultad: Algunos personajes serán extremadamente fácil de vencer y en cambio habrá otros que no nos darán tiempo ni de respirar, cuando ya han acabo con nuestra barra de vida.

En lo referente a la jugabilidad Mortal Kombat X pule muchas de las cosas de la anterior entrega, añade detalles sacados directamente de Injustice God Among US o de los propios Mortal Kombats clásicos. Por ejemplo de Injustice han tomado el dinamismo de los escenarios y la posibilidad de poder interactuar con ellos. De los Mortal Kombat clásicos tenemos los brutalities, que son unos fatalities más complicados de realizar, solo cuando cumples varios objetivos a lo largo de la pelea, o la segunda barra de energía que pudimos ver en Mortal Kombat 4. Incluso de Killer Instinc pillamos una especia de Combo Brakers que ahora se parecen mucho más que antes a los de la saga de Microsoft.

Mortal kombat X

Todo ello hacen una combates muy dinámicos, a los que tendremos que acostumbrarnos, sobre todo aquellos usuarios que vengan de sagas como Tekken o Street Fighter. Ya no solo por lo evidente, si no por el cierto esitlo de lucha propio de la saga, que tiene algún micro segundo de lag si no hacemos correctamente los combos, o si pulsamos todos los botones a la vez como locos sin saber que estamos haciendo. Mortal Kombat X tiene una jugabilidad y unas batallas muy pulidas y ajustadas en lo referente a combos, brakers y demás movimientos especiales, por lo que tendremos que aprender y acostumbrar a su manejo.

Por si esto fuera poco, cada personaje cuenta con 3 variantes diferentes y cada variante cuenta con algunos movimientos exclusivos, por lo que los más exigente podrán ir puliendo poco a poco un personaje, hasta encontrar exactamente la forma de jeugo que más le convenga.

Y es que aquí donde Mortal Kombat X pincha, sin llegar a ser un desastre, se echan de menos muchos personajes que han ido a pareciendo a lo largo de la saga y que no son controlables. Algunos como comentábamos antes aparecerán  en el modo historia e incluso lucharemos con ellos, pero no serán desbloqueables o seleccionables. Mucho nos tenemos que serán carne de DLC y es otro tema que no nos ha gustado nada, ya no por la polémica de los Fatalities fáciles (que ciertamente se pueden encontrar de forma gratuita en la kripta), si no por el hecho de que 4 personajes cuesten la friolera de 30 euros (con sus ropitas, eso si). Siendo uno de los grandes y viendo el explendido plantel de la anterior entrega, en este se nos hace raro que no hayan mantenido y ampliado la plantilla del anterior, simplemente hayan sustituido, mucha más cuando los personajes aparecen en  el juego.

Kriptas, Online y Torres

Pero claro, pese al número reducido de personajes y al de escenarios, Mortal Kombat X tiene mucho contenido dentro (por eso mismo huela todo demasiado a DLC): Tendremos horas en el modo Kripta para desbloquear todos los extras que este nos proporciona (trajes, fatalities, brutalities, artworks, música, efectos para los combates de suerte, etc, etc). Máshoras para las clásicas torres que ahora se han convertido en vivientes, lo que significa que irán cambiando cada hora, cada día y cada semana, con esquemas diseñados por los desarrolladores del juego. Así mismo tendremos las torres clásicas, los desafios de suerte o de fuerza y el modo de facciones, que merece una mención aparte.

mortal-kombat-x

Ahora tendremos niveles para nuestro personaje y además un nivel de facción. Cada acción y cada batalla, nos dará de estos dos niveles. Al comienzo del juego deberemos elegir una de las cinco facciones que tiene el juego y nuestra puntuación se añadirá a dicha facción junto con la de todos los otros jugadores de la facción. Las facciones competirán entre si para ver que tiene más puntuación se lanzarán ataques unas a otros: tendremos eventos en el modo online que deberemos superar para nuestra facción y que son completamente aleatorios y nos pueden llegar en cualquier momento.

Todo ello se une a un modo online clásico, versus, 2 vs 2 o 3 vs 3, con otros modos que ya hemos visto en la saga como el rey de la colina o supervivencia, pudiendo unirnos a salas y retar en estas salas a jugadores que tengan un nivel parecido al nuestro o algo más elevado. El sistema online sufría de cierto lag los primeros días, pero gracias a uno de los últimos parches esto ha sido solucionado, teniendo un completo modo online donde podemos pasar las horas ganando monedas para la kripta, para nuestra facción o simplemente por placer.

Apartado Técnico

En los referente al apartado técnico el juego corre en el Unreal Engine 3, aunque a 1080p y 60fps, con un acabado bastante bueno, aunque con una caras que dejan de vez en cuando el listón solo en el ‘bien’. Si bien el diseño de los personajes y sus animaciones y sobresaliente, es cierto que en el modo historia, con tiros de cámara en primera persona, al juego se le nota que podría haber dado más de si en el modelado de los rasgos faciales.

Así mismo estamos ante un doblaje bastante bueno, pero que de vez en cuando falla y saltan las voces en inglés sin venir a cuento, sobre todo en el medio de los combates, rompiendo completamente el acabo sonoro al que Warner nos tiene acostumbrados. Sobre todo por el detalle de que todos los enfrentamiento tengan dialogo propio, sea la combinación de personaje que sea.

Conclusión Mortal Kombat X

El mejor juego de lucha, sin duda alguna de la actual generación y que posiblemente solo puede hacerle sombra el futuro Street Fighter V, quedando Killer Instinct en tercera posición. Eso, o que el mismo se hunda a base de personajes en DLC extremadamente caros y que se carguen la experiencia de juego. Pero sea como fuere, estamos ante un juego que pule muchas de las cosas del anterior y añado mucho contenido, que cumple gráficamente y que deja el listón bastante alto, aunque comentábamos se adolece de ciertos ‘lapsus’.

Aun con todo, Mortal Kombat X es un juegazo sin lugar a duda, una pena el tema de los DLC y los personajes, porque podríamos estar hablando perfectamente del MK perfecto.

suscribete 1