Crítica de Las Ruinas

0
19

Dirección: Carter Smith.
País: USA.
Año: 2008.
Duración: 91 min.
Género: Terror, thriller.
Interpretación: Jonathan Tucker (Jeff), Jena Malone (Amy), Shawn Ashmore (Eric), Laura Ramsey (Stacey), Joe Anderson (Mathias), Dimitri Baveas (Dimitri).
Guión: Scott B. Smith; basado en su novela.
Producción: Stuart Cornfeld, Jeremy Kramer y Chris Bender.
Música: Graeme Revell.
Fotografía: Darius Khondji.
Montaje: Jeff Betancourt.
Diseño de producción: Grant Major.
Vestuario: Lizzy Gardiner.
Estreno en USA: 4 Abril 2008.
Estreno en España: 18 Abril 2008.

Sipnosis : El sol, las aguas cálidas y las playas arenosas son un gran atractivo para un sinfín de estadounidenses, sobre todo jóvenes, en busca de diversión a precios económicos. Y eso hacen dos amigas, Amy y Stacy, con sus respectivos novios, el serio estudiante de medicina Jeff y el juerguista Eric. Casi al final de sus vacaciones deciden hacer una excursión por la jungla maya en busca de una pirámide. Cuando por fin la encuentran, un acontecimiento inesperado obliga a los asustados turistas a trepar a la cima de la vieja estructura, donde lucharán a vida o muerte.

Bueno, pues a lo mejor resultaría una película mas de adolescentes maltratados, pero a su favor hay que decir, que esta por encima de la media de este tipo de cintas, aunque esa media sea baja en comparación con otro tipo de cine.

Tiende a crear angustia, ni siquiera terror. Pero la angustia que crea es real, algunas situaciones me recordaron demasiado a Saw, esas escenas que hacen que te retuerzas en la butaca por culpa del dolor de los personajes ajenos y que no te dejan indiferente. De este tipo tiene algunas reseñables, y será por eso que me ha gustado.

Además los personajes caen en las típicas situaciones estúpidas y en no evolucionar a lo largo del flim, pero por lo menos están mucho mejor llevados que la mayoría de personajes planos que no aportan nada, aquellos que cuando alguien muere lo sufren durante segunda y medio y luego ya están felices y contentos. No se puede decir que estén llevados de manera sublime, pero si correcta.

Y bueno en definitiva una película entretenida para pasar un buen rato, (o malo), viendo como sufren veinteañeros americanos, por su propia estupidez, con una nota ligeramente superior a la media de este tipo de películas. Si te gusta el genero, altamente recomendable, si no… te parece una más.

suscribete 1