Insidious Capítulo 3 – Crítica

0
192

Vuelve la saga Insidious de la cual me considero bastante bastante fan por los buenos momentos que me ha hecho pasar. Insidious es una de esas sagas Guilty Pleasure en el ámbito del terror, que sin ser grandes películas, gustan, entretienes y no te importan que hagan 7 entregas con pasó con Saw. Al terror le sienta muy bien parecerse más a las series que a las películas convencionales y es algo que hasta la segunda parte, respetaron muy bien.

Insidious 3 tambien está dentro de la saga, pero nos cuenta un capítulo precuela que se encuentra situación temporalmente varios años antes del caso de la primera parte. Por tanto la familia protagonista cambia completamente y nos centramos en la historia de una teenager con algún que otro problema familiar que lucha contra un espíritu maligno.

insidious_3

Y lo cierto es que la cinta no está del todo mal en ámbitos generales, de hecho tengo que confesar que la esperaba mucho peor, pero aun así no supera a sus dos entregas anteriores y simplemente sirve de caramelo para los que nos gustan las pelis de terror. Su función al cumple, pero se nota demasiado que James Wan ya no está en la cinta, sobre todo en las escenas de tensión y terror.

Unos de los fallos de Insidious 3 es que se esmera una y otra vez en mostrarnos claramente y con todo lujo de detalles, los monstruos, los espíritus y los sustos, en pantalla completa y para que los veas bien, incluso se pasean por ella como Pedro por su casa. Si algo había caracterizado a la saga era precisamente todo lo contrario: mostrar poco, sugerir mucho, crear ese ambiente de ‘ahí hay algo pero no se que es y se está moviendo’ y cuando ya te tenía al borde de un ataque, entonces si, darte el susto.

En ese ámbito Insidious 3 cambia y aunque hay muy buenos sustos, se vuelve coloquial y normalucha, con sustos más propiciados por la música súbita que realmente por lo que estamos viendo. Si a esto le aunamos una historia correcta que enlaza de alguna forma con las tres cintas anteriores (aunque nada que ver con la segunda, una continuación en toda regla), nos queda una película del montón que ignora toda lo bueno que han creado en las anteriores, o lo aprovecha excesivamente poco.

Aun con ello no puedo negar que me he entretenido, que me ha gustado y que por supuesto me ha asustado, con algún que otro momento muy bueno, pero que en términos general simplemente cumple, lo mismo que sus actuaciones, correctas y poco más.

Y es una pena esta paso atrás, ya que la saga apuntaba alto y era una de las pocas que conseguía hacerme pasar miedo de verdad, no sustos puntuales por culpa de una música alta. James Wan, vuelve por favor.

suscribete 1