Final de la 3º temp. de True Blood

2
20

Puede contener spoilers… no muchos, pero tiene.

La tercera temporada de True Blood ha llegado a su fin hace escasamente semana y media y tenia ganas de hablar un poco de la misma. True Blood poco a poco y por méritos propios, se esta convirtiendo en una señora serie. Sus tramos, aunque de vez en cuando rocen los ridículo, gustan. En esta tercera temporada han incorporado personajes nuevos y profundidad en los personajes vampiricos que que nos han hecho ver la profundidad de las relaciones sociales entre los mismos y que a su vez, le dan realismo al asunto.

Porque vamos a ver… si se supone que un vampiro es una ‘persona’ despiada, sin alama, que busca la perversión, el sexo y como mucho alguna que otro acompañante, en esta tercera temporada lo sobre explotan, y lo que ha vista de otros puede parecer muy ‘gay’, para mi es realismo, es decir… si cuando un vampiro te convierte, hay un vinculo entre esas dos personas, sea tio o tia, perdona pero siendo dos vampiros hombre… tiene que pasar…

Quizás la trama de los hombres lobo, o mejor dicho DEL hombre lobo, me sobra. Al igual que el personaje del hermano de Sookie, que cada vez es más subnormal y prescindible. Menudo imbécil y subnormal.

A mi pobre Tara me la tienen loca, y sinceramente creo que llegado un punto de la cuarta temporada o la quinta, se nos va a suicidar, porque es como Linnette de Mujeres Desesperadas… que todo le pasa a ella.

Y lo diré hoy , mañana y siguere diciendolo eternamente… Sookie es una autentica zorra. No contenta con su vampiro grimoso (aka Beeell, dicho con asco, como dice Ssssookie), tontea con todo dios con la escusa de ‘ahi, es que a bebido mi sangre’… SERÁS ZORRA. Nada, que se les ha ido de las manos y cada vez el personaje está más ‘ligerito’ de cascos. Y si, Anna Paquin es fea, aunque lo haga bien, su boca no se la quita nadie.

Por último Sam, siempre es un amor, aunque su trama sea una autentica mierda y sobre. Y aunque empiecen a meterle toques de hijo de puta. Sam es amor y punto, el puede hac rlo que le de la gana en la serie porque se parece a Colin Farrell. Con todo y con eso, todavía estoy entre la segunda y la tercera temporada, la primera me resulto indiferente… si me gusto, pero indiferente. Ya sabemos lo que es Ssssookie y como de hijo de puta puede llegar a ser Beeell por proteger a Ssssokie, etc, etc que se me van los dedos y hago spoilers.

True Blood se ha vuelto de las imprescindibles y una de las pocas cosa de vampiros actualmente que merecen la pena. Por que si, los vampiros amariconados de crepúsculo son una verdadera mierda, y no digamos de todos sus sucedáneos y mamarracheos. Joss Wheddon tiene que estar vomitado bilis con semejante blasfemia, y ni que decir de Bram Stoker… Uff…

suscribete 1

2 Comentarios

  1. A mi me dejó un poco frío el final de temporada aunque en general la temporada ha sido genial como las anteriores (aunque el personaje de Maryann dejó el listón muy alto) y con momentazos grandiosos: “Now time for the weather… Tiffany?”. Me gustó ver un poco más de Pam, Hoyt y Arlene y Terry que son supergraciosos. Los personajes secundarios son geniales. Espero también que avancen las tramas con Alcide, la camarera Wicca Holly y la liga de los vampiros.
    En cuanto a Sam y Tara veremos qué nos depara, parece que ese corte de pelo intorduce un gran cambio, ya veremos qué pasa… Sookie me sigue gustando, no entiendo tanto odio hacie ella, jaja, aunque ese momento triturador me dio escalofrios… Ayyyy, cuanto nos queda hasta lo nuevo…