¡Feliz Navidad!

0
13
2207223883 db36c61460 o
2207223883 db36c61460 o

Navidad

Monologo expuesto en clase de creatividad.

Ya están a la vuelta de la esquina, ya van llegado esas fechas en las que supuestamente, todos deberíamos estar contentos y ser felices con las personas que queremos. Una época en la que tienes que ir a cenas de empresa, que en el fondo odias a muerte por que tienes ganas de escupirle a la cara a tu jefe, verte con gente que no ves en todo el año y encima ponerle cara falsa de ‘¡cuanto tiempo, que alegría!, etc, etc. Seamos sinceros, en navidad, igual que en las bodas y comuniones, hay mucha hipocresía.

Durante todo el año nadie se acuerda de ti, pero claro ahora como es navidad, ¡viva!, todos a cenar como familias felices, cuando por detrás se están criticando : ‘¿La prima Pepi se ha quedado embarazada?’ ‘Tita, no esta embarazada, es que está más gorda’. Aunque reconozcamoslo, en el fondo nos encanta a todos. Pero no solo de hipocresía navideña vive el hombre, si no que encima tenemos un falso sentimiento que hace que salga a la luz nuestro espíritu más consumista, un falso sentimiento de amor al prójimo y unas ganas irremediables de regalarle cosas a toda el mundo. Que en el fondo, lo hacemos para recibir nuestro regalo a cambio, y así presumir de ‘dios, me han regalado siete pares de calcetines, dos corbatas y un mechero’. Cuantas más cosas mejor, aunque luego no te sirvan para nada, o sean lo mas hortera del mundo.

Otra cosa a tener en cuenta en navidad es el Carrefour, que mes y medio antes ya esta colocando en sus farolas los adornos navideños. ¡MES Y MEDIO!. A este paso la navidad se va a empezar a celebrar en agosto. Y es que ya mismo se volverá a respirar una vez más el mismo ambiente, la misma gente andando por las calles con prisas cargados con bolsas. Las calles se vestirán de gala para dar paso al disfrute popular, al gasto compulsivo y a las eternas ‘felices fiestas’. Se supone que todas las luces, todos los regalos, todos los gastos deberían de dar igual, deberían ser algo indiferente en estas fechas. Se supone que deberíamos estar con la gente que realmente queremos, con esa persona que es especial para nosotros, con esas personas que hacen que nos sintamos parte de algo. Sin embargo la realidad es bien distinta. Gente que solo ves una vez al año, regalos por compromiso, cosas que se deberían demostrar durante todo el año…

La hipocresía de la navidad vuelve un año mas para atacarnos, como Papa Noel que poco a poco va comiendo terreno a los Reyes Magos. Se ve que el gordito todos los años le pone zancadillas a los camellos, o envía a sus duendes sicarios a que propaguen malos rumores sobres los tres reyes, por que si no, no me explico que en tan pocos años, haya ganado tanto terreno a los reyes. Una pena, sin duda. Aun así este año volveremos a disfrutar de la navidad, a poner la cara falsa, a criticar a nuestra prima por estar más gorda que el año pasado y a hacer ese regalo por compromiso. Es inevitable, lo llevamos en los genes. Eldía que apliquemos todos esos sentimientos de los que solo nos acordamos en navidad, al resto del año, los verdaderos reyes magos, aparecerán y nos darán las gracias. Hasta entonces… los reyes son y seguirán siendo, los padres.

suscribete 1