Crítica de Ex Machina

0
77

El encargado de los guiones de 28 días después o Sunshine se pone en la dirección con una cinta de ciencia ficción intimista, que cumple con creces y que juega en cada momento con la tensión provocada por sus personajes.

Ex Machina nos cuenta la historia de un programador llamado Caleb, que gana un premio dentro de su propia empresa para pasar una semana con el creador y jefe de la misma, que está confinado en medio del monte creando el nuevo producto de esta. Después de firmar varios contratos para garantizar su confidencialidad, nos presentarán a Ava, el androide con una inteligencia artificial muy desarrollada, el cual será Caleb el encargado de testear en todos los sentidos.

Con una tensión contante entre los personajes y la historia, el guión se hace interesante y entretenido hasta el final de la misma, pecando de vez en cuando de cierta lentitud, pero jugando con el conjunto intimista del mismo, regalándonos escenas preciosistas que casan a la perfección con el estado de animo de los protagonistas y de su situación. Entre tanto se mezclan las intenciones de cada uno de ellos, con un resultado más que satisfactorio.

A esto se le añado unas tomas y una fotografía preciosista, pero debido a la localización donde tiene lugar toda la cinta, se torna claustrofobia en ciertos momento, propiciando la tensión del propio guión y afianzado que algo raro está pasando dentro del laboratorio.

Quizás haya personas que esperen de Ex Machina una cinta de acción y efectos especiales, y nada más lejos de la realidad, el tono intimista, con una efectos especiales para el androide que se ponen al servicio de la cinta,  hacen que quizásdecepciono al público que espere explosiones, pero sin embargo, es un regalo a todos aquellos amantes de la buena ciencia ficción, sin pretensiones, ni grandes despliegues.

Ex Machina se estrena el viernes 27 en nuestro país.

suscribete 1