El Testamento de Sherlock Holmes – Análisis

0
77

El Testamento de Sherlock Holmes

El Testamento de Sherlock Holmes se presenta como un aventura gráfica en 3D con un corte clásico de point & click, en ella nuestro archiconocido Sherlock se las verá y deseará para resolver uno de los casos más importantes de su vida, uno en el que él es el protagonista. Por primera vez tenemos una de sus aventuras en PS3, aunque no así en 360, donde ya habiamos tenido alguna anterior. Sherlock deja el PC para adentrarse en el mundo de sobremesa de una forma un tanto irregular.

Historia

Como si de una historia de Sir Arthur Conan Doyle se tratará el guión del juego, está milimetricamente desarrollado. Todo lo que vemos en esta nueva aventura del detective inglés, tiene todos los ingredientes de sus novelas clásicas, aunque esta vez vamos un paso más allá, consiguiendo dar una imagen de un Sherlock mucho más oscuro y casi siniestro, que deja todo su intelecto en la parte incorrecta de la balanza  la del mal. Y es que en este nuevo caso, nuestros protagonistas se verán inmersos en una historia donde el propio Sherlock será el buscado por asesinato y ‘el malo’.

Unas 15 horas de media, en una historia puramente detectivesca, que no hace ningún feo a las historias mayores de nuestro protagonista y que es sin lugar a dudas el fuerte del juego. Nos mantendrá enganchados y se irá intrincando conforme vaya avanzando, enganchándonos hasta el punto de que necesitamos saber el porqué de lo que está ocurriendo en nuestra pantalla. Además durante la historia no solocontrolaremos a Sherlock, si no veremos el caso desde otras perspectivas, tanto de Watson, como de nuestro querido amigo camino. Una pena que sus movimientos no estén del todo conseguidos, pero resolver puzzles controlando a nuestro perro, sin duda le da un toque de variedad al juego (o por lo menos de diversión).

Dinámica

La dinámica será sencilla, tendremos escenas que deberemos ir resolviendo, en dichos escenarios necesitaremos investigarlos de cabo a rabo para sacar todas las pistas de lo que tenemos entre manos. Mediante el control del personaje y el citado point & click, iremos recogiendo objetos, investigando y sacando conclusiones, todo en un perfecto inglés con acento de la profunda Inglaterra subtitulado a nuestro idioma, cosa que esta vez si, se agradece muchísimo. Una vez recolectemos pistas como en cualquier aventura gráfica que se tercie, tendremos que ponerlas ‘en común’ mediante nuestras notas. Un sistema esquemático, nos presentará varias opciones para llegar a una conclusión. Seremos nosotros quien deberemos deducir por lógica con todo lo que sabemos, el final de dicha investigación. Además, sabremos si nos falta algo, o nos hemos dejado alguna pista, teniendo que volver de nuevo a echar un ojo al escenario si así fuera.

Gracias al sexto sentido de Sherlock y al desarrollado por Watson con el tiempo que lleva con él, podremos divisar todos los objetos y pistas del escenario, por si se nos ha olvidado alguno. Y la verdad es que será casi esencial, ya que en algunos momentos, habrá pistas muy escondidas, o difícil de acceder a ellos por culpa del propio control del personaje. Ni que decir tiene, que el juego y los escenarios del mismo, están repletos de puzzles que deberemos resolver, al más puro estilo Layton. Y ya no solo puzzles, si no que también tendremos que investigar objetos propiamente dichos, pasando a una visión en 3D del mismo, pudiendo rotarlo de en los tres ejes, e investigando hasta el más mínimo detalle del mismo, para sacar la pista que nos falta.

Gráficos

 El Testamento de Sherlock Holmes 2

Pero no todo iba a ser bueno, por desgracia, en este título. El ‘salto’ a las 3D de Sherlock y el control de cualquier personaje se nos torna tosco y ortopédico. Tanto que nos encontraremos en situaciones absurdas donde el personaje abrirá una puert,a pero será imposible traspasarla por una fuerza extraña e invisible. Deberemos volver atrás, rotar y ahora si, pasar por la puerta. Situaciones como esta son inexplicables, sobre todo cuando tu juego se basa, precisamente, en mover al personaje. Así mismo, las animaciones faciales o de acción también dejan mucho que desear, siendo robóticas en casi todos los aspectos del juego y todos los personajes.

Una pena que no solo ahí terminen los fallos, ya que a pesar de tener unos diseños espectaculares de decorados y escenarios, estos se verán afectados por una bajada de frame casi continua y un tethering bastante pronunciado. Así nos encontramos con un producto que gana en historia y jugabilidad, pero que pierde en control y tecnología. Eso si, la ‘suerte’ del título es que el público al que va dirigido, los amantes de las aventuras gráficas, no nos preocupamos mucho por esta serie de términos gráficos, aunque si nos sacará de quicio más de una vez, el control del personaje, que esperamos que corrijan con el debido parche.

Conclusión

El Testamento de Sherlock Holmes

Con El Testamento de Sherlock Holmes a los que nos gustan las aventuras gráficas, disfrutaremos sin duda. Una historia que atrapa y que queremos continuar hasta el final, para saber que está sucediendo y las razones de Sherlock a hace rlo que hace durante la misma. Esto se verá entorpecido por el control del propio personaje y otro pequeños bugs que nos iremos encontrando a lo largo de la historia, pero que creemos los puntos fuertes del mismo superan a sus puntos flacos, sobre todo cuando estamos hablando de una aventura gráfica, uno de esos juegos que lo de verdad importa en la historia y como llegar a revolverla y en eso, El Testamento de Sherlock Holmes cumple con creces.

suscribete 1