El cumple

0
11

Os quería contar todo lo que he echo este “finde”, pues me lo he pasado realmente bien y quiero compartirlo con todos. El viernes pasado se celebraba en Sevilla el 10º Aniversario de la Expo 92, para ello Fan Club Sevilla organizo un concierto por todo lo alto, y además GRATISSS!!!. Las entradas las tenia Ro, cogimos el autobús de las 19:15 pues el concierto comenzaba a las 22:00 y había que coger buen sitio. Mientras esperábamos a Laura y Chio en la cola, Ro, Juanmi y yo comenzábamos a cansarnos de esperar tanto. A eso de las 20:45 Laura y Chio llegaron al lugar, y nada mas nos vieron, la cola comenzó a avanzar. Ya dentro estabamos entusiasmados, allí había mas de 6.000 personas, todos corriendo de un lado a otro para coger sitio en las gradas o de pies junto al escenario. Tras dar mil vueltas decidimos sentarnos (mas bien decidieron) en las gradas, pero yo quería junto al escenario, donde se baila, salta y grita. Mientras me comía una hamburguesa, en las pantallas gigantes estaban poniendo Vídeo-Clips del momento, Avril, T.A.T.U., Justin, etc. Y por supuesto pusieron el clip de Britney, Boys Co-Ed Remix. Tras comer, faltaban 10 min. para que todo comenzara y Juanmi, Ro y Yo decidimos ponernos bajo el escenario. Toda la gente gritando, saltando y bailando, y de repente sale al escenario el presentador y da paso a un grupo de chicos que baila coreografías, fue entonces cuando me emocione. Estaban bailando un remix de Baby one more time, de mi Britney. Si me vierais gritando “AAHHHH¡¡ ESO ES BRITNEY ¡¡¡¡” y toda la gente mirando :P. Después de eso dieron paso a varios artistas, Lydia, Bhalen (creo que se escribe así), Juan Camus, etc. Después de todos estos fue cuando llego lo mejor, Verónica, Chenoa y Alejandro. Y cerro la gala Marcos Llunas. Eran las 02:15 de la madrugada y tenia que madrugar para ir a Sevilla (pues vivo a 5Km. de la capital) a comprar el regalo para Chio).Por la mañana temprano, Laura, Ro, Juanmi y yo nos dirigíamos a cómprale algo a Chio, pero tras dar mil vueltas no encontrábamos nada. Yo quería comprarle ropa o un bolso morado para ella, pero Juanmi prefería comprarle un peluche gigante. Ya en El Corte-Ingles nos fuimos a la planta de peluches, había de todos los tamaños, formas y colores, era una selva de peluches, pero una selva hostil… Me acerque cuidadosamente a un pequeño patito blandito, fuí a cogerlo y unos 30 peluches se abalanzaron sobre mi y Ro. Nos estaban atacando!!! Casi me ahogo con todos los muñequitos, estaban puestos de tal forma que si cogías uno se caían todos los cercanos. Bueno, tras esta traumática experiencia, buscamos y buscamos hasta que encontramos el peluche perfecto. Un perro gigante, parecido a Niebla, el perro de Heidi. Ya nos íbamos cuando a Ro se le ocurrió la idea de comprar una tarta Oreo para hacer en casa. Regresamos a las 14:35 .Chio nos invito a cenar, a las 21:00 llegue a casa de Ro, allí comenzamos a preparar nuestra estrategia. Antes de darle el regalo del peluche, le haríamos una broma, regalándole un paquete de lavar la ropa en el que ponía “Lávate”. Los regalos los dejamos en casa de Chio sin que esta se diese cuenta. Ya cenando en el bar Ro tubo que volver con Jesús a su casa por que se habían dejado el ordenador encendido (la excusa para trasladar los regalo). Cuando volvió, no hizo mas que sentarse cuando dijo – Ost**a!! las llaves!!! – se le habían olvidado las llaves y tubo que volver a buscarla. Volvió, cenamos y no fuimos y ya a medio camino de casa de Chio y el bar, Ro se para en seco y nos dice – El Bolsoooo! – jajajja! se le había olvidado el bolso en el bar (mientras tantos todos nos reíamos de las desgracias de la pobre Ro). Volvió con el bolso y fuimos a casa de Chio. Allí pusimos la excusa de que estabamos cansados y que queríamos sentarnos un rato. Ro se levanta al servicio, y vuelve con la tarta de Oreo que hizo y comenzamos todos a cantar Cumpleaños Feliz!. Chio colorada. Empezamos a comernos la tarta cuando nos dimos cuenta de una cosa. Estaba salada!!!. Ro le había echado mantequilla con sal y ahora el pastel se podía comer pero sin ganas, después de reírnos otra vez, le ponemos en la mesa a Chio el falso regalo (mal envuelto con papel de periódico y bolsas) La abrió partiendo todo incluso el papel con el mensaje de “Lávate”. Todos incluso la abuela de Chio entramos en una risa contagiosa que no podíamos parar, y ahora Ro decía que tenia que meter la mano en el detergente para encontrar el regalo. Todos muertos de risa cuando Ro dice – Juanmi! tu metiste el regalo? – y Juanmi dice – No, creo que no – se levanta y aparece con un regalo gigantesco de “3 metros al menos” y dice – Que se nos a olvidado meterlo – De nuevo todos muertos de risa. Finalmente lo abrió y le encanto. Fue el dia que mas me rei en toda mi vida. Me dolia hasta la mandibula de tanto reirme, asi que imaginaos.

suscribete 1