Destiny – Análisis

0
195

Destiny ha levantado ampollas cuanto menos. Primero fueron las declaraciones de Activision / Bungie donde aseguraban que el juego ‘comenzaba’ a partir del nivel 20, que los análisis de los primeros días no serían acertados ya que no les daba tiempo de aprovechar todo el potencial del juego o el movimiento de no dar los juegos finales a la prensa hasta el mismo día anterior del lanzamiento. Un serie de movimientos extraños y  declaraciones poco afortunadas que hacían que Destiny comenzará a oler raro. Un tufillo a podrido detrás de ese ‘no le echéis cuentas a los análisis’ que comenzaban a entrever que a lo mejor, Destiny no era la revolución que nos habían vendido, el juego abierto de mapas interminables con el que se les llenaba la boca… Y al final, para nuestra desgracia, así ha sido.

Partimos de la base que Destiny es un gran juego, con una propuesta de base brillante pero muy torpemente desarrollada. Y es que Destiny es una maravilla hasta el momento en que te das cuenta que su rejugabilidad pasa por repetir hasta el infinito las mismas misiones, tanto principales como secundarias, pero con más enemigos y más fuertes. Ni un ápice de variedad una vez terminada la campaña y esto se traduce en un bajón progresivo hasta terminar abandonando el juego por mucho que nos haya gustado su planteamiento de base y por mucho que sigamos ‘enganchados’ al mismo. Es cierto que Destiny consigue enganchar mucho y que es un no parar de sorpresas agradables, todo ello hasta que te das cuenta que ya no tienes nada más que hacer, descubrir o explorar, porque ya has descubierto los secretos de sus planetas (y no cuesta mucho trabajo) y entonces no te queda otra que optar por el multijugador (bastante desequilibrado por cierto) o por repetir las misiones en nivel ‘más difícil’.

destiny 500x 1

La variedad de Destiny brilla por su ausencia, y esto queda extrañamente patente en las misiones de Patrulla, donde nos soltarán en alguno de los planetas que ya hayamos descubierto para poder explorarlo ‘con libertad’. Una vez en el planeta tendremos varias opciones, simplemente explorar, buscar espectros muertos, buscar los 5 respectivos cofres dorados de cada planeta, ohacer una serie de misiones que se representan por una balizas verdes que parpadean, repartidas por todo el gigantesco mapa. En la teoría y dicho así, suena divertidísimo, ¿verdad? Pues no lo es tanto cuando te das cuenta que esas misiones secundarias son todas exactamente las mismas en todas las partes del planeta , solo cambiando la localización del mismo, y que todas se resumen en dos o tres tipos: matar un cierto número de enemigos, explorar una zona o llegar a un punto concreto del mapa. Ya está.

Y con este ejemplo se ejemplifica perfectamente como es Destiny, una teoría perfecta, con una resolución desastrosamente repetitiva, que hará que tengamos una división entre el enganche de querer seguir jugando y la desídia de estar siempre en los mismos paramos, hacer las mismas misiones y volver a ver una y otra vez las escasas escenas del modo historia (que por cierto, no se pueden pasar, algo absurdo cuando ya te las has hecho 3 veces y tienes que tragarte de nuevo, la misma CGI).

A esto le aunamos que los mapas, algo de lo que han presumido tanto en Destiny, no son mundos abiertos al uso, y se resumen una zonas muy interesantes conectadas por ‘túneles’. Es cierto que el diseño artístico, texturización, modelaje e iluminación son soberbios. Pero ya sean carreteras, túneles o cañones, todos el mapeado está distribuido de la siguiente forma: una zona interesante y abierta conecta mediante una carretera con la siguiente, está con la siguiente y así hasta la primera, creando un mapa tipo anillo donde volvemos siempre al punto de partida. Es cierto que entre medio hay muchas zonas por explorar, que los mundos son extremadamente grandes, pero no son mundo abiertos al uso, ni hay NPC con los que hablar, ni nada más allá de lo explicado anteriormente. Por no tener, no tenemos ni mapa general para orientarnos. Es más , cuando nos pongamos a explorar de verdad, casi siempre nos encontraremos con una barrera invisible que nos impedirá el paso o con una cuenta atrás de 5 segundos que obligará a dar la vuelta, porque nos hemos salido de la parte ‘acotada’, algo que se carga la sensación que le quedaba al juego de ‘mundo abierto’.

Destiny_Beta_13806494765619

Modos de juego

Misiones de la Campaña: Tanto principales de la historia como secundarias, con una durabilidad de 6:55 horas de juego, la campaña se hace escasa, corta y sosa. Y es una pena porque Bungie ha creado un universo muy rico y altamente explotable en muchas formas, pero parece que le ha dado miedo enseñárselo al jugador y explicarle en profundidad muchos detalles. Estas misiones se pueden hacer solo o acompañado de un amigo/s. Ya de por si la campaña carece de variedad, ya que en el fondo todas las misiones son muy parecidas entre si, ir del punto A al B matando a todo lo que se mueva y al final soportar una gran oleada o monstruo final.

Patrulla: Consistirá en bajar a los planetas y ponernos a explorar los mismos para buscar espectros muertos, las misiones de patrulla comentadas anteriormente y cofres de oro. Además podrán suceder eventos aleatorios mientras estamos jugando, donde los jugadores que estén en ese momento por el planeta podrán unirse tranquilamente y participar conjuntamente para superar esa mini misión.

Asalto: Consisten en una misión principal o secundaria de la historia que ya hayas terminado, volverla a hacer con más dificultad y con otras dos personas que te buscará el propio juego. Pueden ser realmente dificiles y estar horas para superar alguna sobre todo en niveles superiores de luz, pero no dejan de ser eso, repetir, repetir y repetir. Tambien tenemos listas de asaltos que se suponen aleatorias, pero que no dejan de ser lo mismo y no aportan ningún tipo de variedad.

DESTINY_PVP_GAMEPLAY.0_cinema_1280.0

Incursiones: Este tipo de misiones están deshabilitadas y se abrirán a lo largo de esta misma semana, por lo que no hemos podido probarlas. Pero según cuenta Bungie, serán misiones recomendadas para jugadores a partir de nivel 26 y que habrá que hacer acompañados si o si, teniendo en cuenta muchos atributos de armas, estratégias de equipo, compenetración y demás posibilidades avanzadas que no se dan en otros modos. La pregunta es siempre la misma ¿Volverán a ser las mismas misiones de la campaña?.

Crisol: El multijugador competitivo, con 4 modos de juegos que se irán desbloqueando poco a poco y con la posibilidad de que Bungie añada algún que otro modo de forma puntual para darle algo de variedad. Por ejemplo los primeros días habían una modo de juego que hoy ha desaparecido, y en los logros del juego nos invitan a jugar a un modo llamado Rescate, que ahora mismo no existe. Por tanto parece ser que habrá actualizaciones periódicas de modo de juegos, algo que se agradece, ya que los fijos, solo son cuatro: El modo de zonas, modo por equipos, todos contra todos y escaramuza, que viene a ser el mismo que por equipos, pero con menos gente y en teoría más enfocado a la compenetración entre los jugadores, pero que luego en la práctica, termina siendo un modo por equipos normal.

Ropas, armas y niveles

Y donde todo está muy bien planteado para que sigamos jugando y jugando para subir niveles, en es nuestro personajes. Ya no solo tenemos los 20 niveles de experiencia ‘normal’, si no que a partir de ahí, tendremos otros más complicado llamados niveles de luz y que nos desbloarán todo tipo de armamento y ropas nuevos. A parte de su clase y aspecto, nuestro personaje podrá tener 2 subclases y que dependen de nosotros fomentar o no. Al usar una de esas dos subclases comenzaremos a potenciarla y a desbloquear habilidades de la misma. Esto junto con las armas y las ropas, harán una configuración para que nuestro personaje tenga más resistencia a los impactos o más daño con nuestras armas, recargas más rápdias, etc, etc

Hay una serie de mejoras representadas de diferentes formas, pero que a la hora de la verdad y sobre todo en niveles ‘normales’ no afectan en casi nada al juego, sobre todo las características secundarias como fuerza o intelecto. Hasta las diferentes clases principales no se diferenciarán entre si más allá que por la subclase que nos aporta un poder diferente en cada caso, dando la sensación que crear un personaje secundario diferente, no nos va a aportar absolutamente nada.

Entre las posibilidades compra encontraremos cascos, armaduras, guantes, armas o incluso vehículos, que estos últimos no servirán más que para presumir de ellos en las pantallas de carga del juego, pero ahí están y se pueden desbloquear.

Más allá del nivel 20

¿Y qué es lo que vamos a encontrar después del nivel 20 en Destiny?. Pues muchas cosas y es cierto que el nivel 20 abre una nueva frontera en el juego, pero no desbloquea ningún tipo de misión que no podamos ver antes de ese nivel.

A partir del nivel 20 nos encontramos con una serie de mejoras y posibilidades que nos invitan a seguir jugando (y repetir) para aumentar nuestro nivel de personaje. A partir del nivel 20 las armaduras y ropajes que encontremos comenzarán a tener atributos de luz. Los atributos de luz subirán nuestro nivel del personaje, con lo que nuestro objetivo será rejugar las misiones ya hechas en niveles más dificiles para poder conseguir este tipo de ropas de luz. Tambien seguiremos ganando experiencia para neustro personaje, pero en vez de subir su nivel, esta expeiriencia será canjeada por Motas de Luz, que servirán para comprar en la torre equipamiento de Leyenda (morados) o exótico (amarillos).

destiny-hp-fb-og-share-img

Estos atributos de luz serán más complicados de subir que los anteriores, ya que muchos de esos ropajes aparecen de forma aleatoria y no siempre como nos gustaría. Se pueden comprar en la torre, si, pero con requisitos desorbitados para los que llegan al nivel 20. Por tanto nos tocará hacer Asaltos o misiones de la campaña, con un nivel extra de dificultad, que en el juego las catalogan como ‘Heroicas’. Esto se traduce en lo de siempre, hacer de nuevo misiones de la historia con más enemigos y más dificiles de matar. La única diferencia que podemos encontrar el hecho de hacerlas o no solos y una serie de modificadores que aportan cierta dificultad añadida, como por ejemplo que ciertos golpes nos afecten más, o que a los enemigos no se les caiga munición del arma que llevemos equipada.

Además de todo esto, se abrirán una serie de misiones diarias y semanales, que no dejan de ser asaltos (sobre todos las semanales)  casi imposibles de terminar si no vas acompañado. Una vez más, el contenido variado brilla por su ausencia, ya que se vuelve a utilizar las misiones de la historia principal para esta.

Con todo ello a partir del nivel 20 tendremos acceso a armas legendarias o exóticas, facciones que se llevarán nuestra experiencia en el Crisol para poder comprar mejores ropas o armas exclusivas de esa facción, pero tanto como decir que a partir del nivel 20 empieza el juego, a mi me parece una exageración para justificar una falta de contenido variado.

Ampliaciones, DLCs y futuro de Destiny

Según Bungie, Destiny es un universo cambiante y ya tienen preparado nuevos contenidos para ir añadieindo a lo largo de los próximos meses. De hecho, ya tenemos anunciados y podemos comprar en las respectivas stores, los dos DLCs con contenido nuevo por unos 40 euros, que se entiende que si traerán nuevas misione y espacios al juego. Por internet hay una leyenda urbana que dice que varios jugadores en el modo Crisol han podido visitar el planeta Mercurio, un planeta al que no podemos acceder ahora mismo en la campaña, ni de ninguna otra forma, por lo que se entiende que llegará de alguna forma en un futuro al juego. Y además de las incursiones que se abrirán esta misma semana, hay unas ‘Misiones de la Reina’ anunciadas para octubre como contenido nuevo. Lo que no sabemos y estamos con la duda, es si todo estos será realmente contenido nuevo,  o solo serán variaciones de lo que ya hemos visto en la historia.

2418811-destiny+new+screenshot+2

Está claro que Bungie ha creado un juego para que dure en el tiempo y para poder enganchar a gente lo suficiente como para que cuando salgan los DLCs de pago piquen, pero la realidad es que el contenido que existe hoy por hoy es extremadamente escaso y si lo aunamos en que el juego no es la revolución prometida y que tiene otros puntos negativos, nos encontramos con una decepción con respecto a lo que nos habían vendido y publicitado. Posiblemente con los meses esto mejore, pero hoy por hoy, Destiny aun siendo un buen juego, es decepcionante.

Conclusión Destiny

Skyrim, Borderlans 2 o cualquier otro MMO que ya está en el emrcado hoy en día tiene más contenido y variedad que Destiny, por lo que el juego no supone ningún tipo de revolución, de hecho, no sabemos donde se han ido a parar esos 320 millones de desarrollo, en contenido seguramente no. Es cierto que engancha y que en ciertas misiones sobre todo acompañado, la dinámica es extremadamente divertida, pero el juego mina poco a poco la paciencia del jugador haciendolo repetir una y otra vez las mismas misiones sin ningún tipo de escrúpulo. Y es que posiblemente estemos ante la beta de lo que será Destiny 2, un juego donde seguro resolverán todo este tipo de inconvenientes y que entonces si, se convertirá en la revolución prometida por Bungie.

Donde Destiny brilla sin nignuna duda, es en el apartado técnico y artístico, con unos diseños de planetas y razas extraordinarios. En este apartado Bungie deja patente que tiene una ficha artística inmejorable y es imposible objetarles nada.

suscribete 1