Despierto

0
16

sin-titulo-21

Hoy es uno de esos domingos, que te despiertas medio aturdido, casi rozando el medio día, intentando dejar la mente en blanco, consiguiéndolo, pero por el simple hecho de que tienes tantas cosas en las que pensar, que no piensas en ninguna. Te lo tomas con filosofía y con una tranquilidad pasmosa, pero dentro de ti sabes lo que hay, sabes que estas gritando, que quieres algo muy concreto. Que no puedes obviar las ultimas palabras, que de alguna forma han hecho mella removiendo algo que no te hace daño, pero que se ha removido al fin y al cabo.

¿Serías capaz de darle la espalda a todo, de darte la vuelta como si no pasara nada y seguir con tu vida?. No puedo darle la espalda a algo así, yo no soy tan fuerte. Estas atrapado en una situación como ninguna otra, estas andado hacia delante con unas cadenas agarradas a tus pies, que impiden que salgas corriendo. Y tampoco es que sea esa mi intención. Intentas aplicar la lógica, pero es algo irracional, no tiene sentido, solo sentimiento.

Entiendes muchas de esas canciones que dicen que lo darían todo por un simple abrazo, por otro simple beso, uno más. Y una vez que estas dentro, sabes de sobra que no hay punto medio, que podría ser la mayor historia de tu vida, o por el contrario, la que más te cueste superar. De hecho, lo he dicho muchas veces, hay cosas que no se superan, solo aprendes a vivir con ellas. Esta es una de esas cosas. Siento que de alguna forma estamos andando el mismo camino, aunque no se donde nos lleva… pero eso ya lo sabes.

Hoy es uno de esos días que te despiertas tonto, con ganas de cambiarlo todo, de darlo todo por que las cosas salgan bien. De darte una solución efectiva para todo. Pero la realidad, es que es uno de esos días como cualquier otro, en que las cosas no depende de mi, en que no soy yo el que puede darle una solución a todo esto.

¿Si puedieras pedir un deseo, cual sería?…

Te acabas de responder a ti mismo.

suscribete 1