Cuando los planetas chocan

0
71

abohyf9c

Existen muchos mundos diferentes en la inmensidad del universo. Mundos únicos en su fondo y en su superficie, mundos repletos de vida, de historias, de miedos e inseguridades, de guerras interiores, de amor y desamor, de fe y desconfianza. Mundos que necesitan existir por si solos con todo lo que hay en su interior, y encontrar un equilibrio para poder verse verdes y frondosos. Algunos mundos no tienen oxigeno, otro ni siquiera agua, otros son bolas de gas con diminutas partículas de vida en su interior… todos completamente diferentes unos de otros, y únicos como una hermosa huella dactilar.

Y los mundos van a la deriva dentro del negro universo, sin rumbo fijo, pero con paso firme y seguro. Decididos siempre a moverse y a nunca parearse, ya que ese podría ser su fin. Y de vez en cuando dos mundos se encuentran y chocan entre si, es cuando se produce una especie de magia, es cuando esos dos mundos se fusionan y consiguen crear uno nuevo. Un nuevo mundo distinto de los dos anteriores, pero conservando las partes mas importante. Esta seria la historia con final feliz, esa historia sobre mundos y vidas que confluyen en un mismo punto y lugar, en un espacio determinado y en un momento en el tiempo oportuno.

Pero la verdad es ciertamente diferente, no es un cuento de niños. Muchas de esas veces los mundos se marchitan poco a poco, sus especies mueren y su vida se apaga. Nunca consiguen chocar con otro mundo para poder crear uno nuevo de esa unión. Esos son los mundos que no son recordados, aquellos que se pierden por una u otra razón que todavía no comprendemos.

Otras ocasiones los dos mundos chocan, pero no pueden seguir unidos, sus especies se pelean y la vida de los dos planetas no es capaz de convivir en armonía. Su flora se vamarchitando poco a poco hasta que muere. Es entonces cuando los mundos tienen que separarse , e intentar ser lo que eran antes de la enorme colisión. Pero nunca volverán a ser los mismos, por que una parte de ellos se ha quedado en el otro mundo. Una parte de esa vida interior, de esas especies a pasado a ser parte del planeta con el que había chocado y ya no volverán a ser iguales. Los mundos tienen la posibilidad de regenerarse, de autoabastecerse, pero dependiendo de lo intenso que haya sido el choque, a algunos le cuesta mas y a otros menos. Algunas veces no pueden recuperarse nunca y terminan muriendo. Otras no les supone un mayor esfuerzo.

Los planetas están continuamente chocando, continuamente hay explosiones entre estrellas, intercambio de formas de vida, de miedos, de pensamientos, de confianza… Algunas veces esos choques nos apartan algo que nos hace crecer, que nos hace ser más y más grandes. Otras, nos dejan una herida en nuestra superficie, que es imposible de sanar.

suscribete 1