Crítica de Happy Feet 2

1
255

La primera parte me resulto un tanto sosa, si bien era entretenida (y ganó un oscar en 2006, osa que no entiendo), no llegaba a cuajar para mi gusto. Por tanto, es normal que cuando te sacan una secuela, no esperes mucho, por si acaso. La cosa es que al final me he reído con la cinta aunque la considere ligeramente superior a su predecesora, sigue faltandole algo.

Estamos ante una película para los más pequeños de la casa, para que vean y disfruten de los animales y con un mensaje para que se identifiquen con el hijo de Mumble : el pingüino de la primera entrega ha crecido y ahora tiene su propia familia. La cinta trata sobre ser padre y claro esta, el problema de ser hijo : Erik, el hijo de Mumble no sabe bailar y todos los demás se meten con él por ello.

Erick se escapa de casa y se dirige a una nueva colonia de pingüinos donde encontrara a un peculiar espécimen que se convertirá en su nuevo ídolo : un pingüino un tanto extraño que puede volar. A partir de aquí empieza una aventura en contra del héroe idealizado de su hijo y de como demostrarle que el mismo también puede ser un héroe. Todo ello, vendrá dado por una desgracia que azotará la colonia original de Mumble

Es divertida, te hace pasar un buen rato ytienealgún que otro personaje bastante simpático, como el par de gambas que hacen las veces de pareja gay, con sus peleas y separaciones. Muy buen detalle, además de que posiblemente sean los personajes más simpáticos de toda la cinta. Como curiosidad, una de las gambas es Brad Pitt, Gloria la madre de Erick y mujer de Mumble es la cantante Pink que por supuesto, también canta y la voz del propio Mumble es Elijah Wood.

Eso si,  la cinta es entretenida pero no llega a destacar por su historia o por los cánticos (las versiones en español no le hacen nada bien a la misma, de hecho alguna que otra queda bastante ridícula), la calidad técnica y sobre todo, la forma de llevar a la pantalla las partículas (nieve, aire, bancos de peces en el mar, etc) es alucinante. Han conseguido una calidad visual sobresaliente y el 3D le hace mucho bien a todo el conjunto. Sobre todo con las gambas y su aventura por el mar, donde descubren medusas con colores imposibles y demás maravillas que nos dejan con la boca abierta. también hacer mención especial a la integración de humanos reales en la cinta. Una integración bastante conseguida.

Es una cinta para los más pequeños de la casa, que pasará sin pena ni gloria por la retina de los adultos que vayan a acompañarlos. Si bien hay algún que otro guiño encubierto que los niños no van a pillar, es cierto que a la cinta le falta algo para ser un tándem perfecto. Aún así estoy seguro de que a los más peques de la casa les a encantar y que deberían verla como forma de concienciarse con la naturaleza, no solo para que consuman el merchandising de turno.

El viernes 2 de diciembre en cines.

httpv://www.youtube.com/watch?v=cYsI8zQM9QU

suscribete 1

1 Comentario