[Crítica] Frankenweenie

0
83
critica frankenweenie

critica frankenweenie

Tim Burton vuelve con Frankenweenie a una de sus forma más clásicas y que quizás más nos gustan, la animación ‘manual’ de toda la vida (o llamada técnicamente “stop-motion”). Los adolescentes góticos están de enhorabuena, porque Burton nos trae un film hecho especialmente para ellos, un público joven al que contarle las historias de siempre, disfrazadas de un mundo oscuro, en blanco y negro y con un humor también negro.

Si, la cinta es divertida y su humor quizás será lo mejor de todo el conjunto que nos presenta, pero últimamente, en las últimas cintas de Burton se le desequilibra el ritmo de la misma y si bien resulta lenta a ratos, tiene un final de acción y desenfreno que no encaja con el ritmo en términos generales. Pero como digo, es algo que vengo viendo en las últimas de Burton, no es algo exclusiva de esta.

Basada en su propio corto de 1984, Frankenweenie nos presenta la historia de frankenstein desde los ojosdeun niño cientifico, que ve como muere su perro y de como lo trae de vuelta a la vida. Todo un cuento clásico que Burton devuelve a la vida para las nuevas generaciones y que está lleno de guiños a la historia. Una nueva forma de contar un cuento que ya conocemos, y que le sienta muy bien , además de aderezarla con guiños a las grandes cintas de terror de todos los tiempos como La Momia o Los Gremlins.

Los personajes es otro de los puntos fuertes de la cinta, ya no solo el protagonista, Sparky el perro  de nuestro joven científico que se gana la cámara desde el primer momento, si no también de los secundarios, como por ejemplo la dueña de Bigotitos, compañera de clase de nuestro científico particular o su vecina, que parece muerta en vida y recuerda ligeramente a Winona en Eduardo Manostijeras. Gran personaje, ella y su gato que nos arrancara más de una carcajada. Además sus diseños son sobresalientes, más teniendo en cuenta que están hechos  y animados ‘a mano’.

Volvemos a encontrarnos a un Timb Burton correcto en todo lo que hace, pero que no llega a sobresalir. Como sucedía en Sombras Tenebrosas, se queda a las puertas de sus anteriores trabajos. Es como un quiero y no puedo, sobre todo por el problema del ritmo contado anteriormente. Nos deja con buen sabor de boca, pero pensando en donde estará ese Burton con el que salías encantado del cine.

Una buena opción para disfrutar en familia, con los peques de la casa y sobre todo con los que tienen tendencias góticas. Toda una parafernalia para enseñarles a aceptar la muerte de un ser querido y las consecuencias de no dejarlo marchar en paz. A los fans de Burton de toda la vida, les va a encartar por la estética, el humor negro y los guiños, pero a los que esperamos ‘algo más’ nos faltará ‘algo’ para que la cinta sea sobresaliente. Ese es el problema de llamarte Tim Burton.

http://www.youtube.com/watch?v=5QVYvgZBtbs

suscribete 1