Crítica de ‘Extraterrestre’

1
33

Después de Los Cronocrimenes, una genial película de saltos en el tiempo, sin un solo efecto especial, Vigalondo demostró que se pueden hacer grandes películas sin presupuestos abultados, o lo que es mejor, que en España existe más cine del que nos quieren hacer tragar por las malas. Como si de un mal jarabe se tratará, nos meten a la fuerza una cuchara de comedia ‘caca-culo-pedo-pis’ o drama que estamos aburridos ya de tomar. Pedimos a gritos un cambio, una forma diferente de hacer cine y una vuelta de tuerca a lo que ya conocemos, solo así el español de a pie volverá a confiar en el cine español. Soltado este discurso, lo entenderemos mejor cuando os explique de que va Extraterrestre.

Resulta que un par de extraños se despiertan después de una noche de excesos en el piso de la chica, que ni siquiera se acuerda del nombre del hombre que esta tirado en la cama. Se dan cuentan que aunque es media tarde, no hay nadie por la calle y las señales de teléfono, internet y televisión no funcionan… algo extraño ha pasado y no es hasta que salen a la ventana que se dan cuenta de lo que realmente tienen entre manos: Una nave espacial gigante surca el cielo de Madrid.

Con esta premisa empieza una comedia atípica en el cine español, con una puesta en escena y un trasfondo de ciencia ficción que vuelve a demostrar que no hace falta grandes presupuestos para contar historia diferentes. Quizás y desde mi personal punto de vista, Los Cronocrimenes es superior en bastante aspectos a este segundo largometraje de Vigalondo, pero también hay que decir que entran en juego mis gustos personales. Aún así, estamos ante una comedia 100% donde el escenario y las nave quedan en segundo plano y donde nos cuentan una historia de celos, obsesiones y cuernos muy bien hilada y con un humor muy fino a la par que ridículo (tómese esto como algo positivo).

Lo pasaremos bien, sobre todo si no vamos con una idea preconcebida, no es una películas de extraterrestres, ni de acción, ni siquiera de ciencia ficción. Es una comedia completa desde su comienzo a su fin, pero que mantiene el ritmo en todo momento y nos proporciona situaciones hilarantes sin tener que llegar a los obsceno o a la verborrea fácil de insultos que nos tienen acostumbrados las comedias españolas más cañis. Además los actores cumplen su papel y nos hacen congeniar con ellos, por muy absurdas que sean sus situaciones.

Con esto, Extraterrestre se presenta como una comedia amena y divertida, con la que echar unas risas y orservar el hilo tan fino con el que ha hilado Vigalondo el guión y las relaciones interpersonales. Una pequeña joya que no supera a Los Cronocrimenes, pero que si lo hace en media comparada con muchas otras comedias insulsas españolas, e incluso americanas.

Este viernes 23 en todos los cines

suscribete 1

1 Comentario