Cimientos

0
12

Es irónico como puedes pasar de un extremo a otro. Como puedes ver un dia alguien y no querer alejarte, y al día siguiente deseas meterte debajo de la manta para no verlo más. Y lo cierto es que me ha venido muy bien. He superado cosas, y ahora soy un poco más feliz. El curso mantiene la totalidad de mi mente ocupada, nuevas gentes, nuevos proyectos. El miedo que tenia a tener que tirar con 20 cosas a la vez y yo solo, ya se ha ido. Me encanta la etapa en la estoy inmerso, la facilidad con la que puedo coger un tocho de 50 folios y estudiármelos, la felicidad pasmosa que tengo para aplicar ciertas cosas.

Si, las cosas van bien. Podrían ir mejor, por supuesto, pero van mejor que antes y eso me alegra. Y es que lo bueno de pasarlo mal, es que aprecias muchisimo más las etapas buenas. Me he quitado de encima una paranoia que no quiero volver a tener y que hago todo lo posible por que no vuelva. Sé que me arriesgo, que puede mi cambio de comportamiento no lo siente bien a todo el mundo, la gente no es tonta y muchas veces, sabe más de lo que creemos. Pero creo que me merezco el disfrutar de esto. El tener la mente ocupada única y exclusivamente en lo que quiero hacer, en que las nubes negras no empañen ese día soleado.

He tenido un año muy bueno, no se si ya lo comente o no. He conseguido cosas, objetivos personales que serán muy importantes en el día de mañana. Pero no he podido disfrutarlos por culpa de asuntos algo descabellados. He cumplido objetivos, como llegar el primero en una carrera después de muchísimo esfuerzo y en el momento que te van a darla medalla de oro… estar mirando para otro lado, estar pensando en otra cosa, sin disfrutar ese momento, que es tuyo y que no volverá a repetirse. Por tanto, creo justo que por una vez disfrute de ese momento. Me estoy dando cuenta que solo acabo de empezar andar, de empezar a caminar por lo que quiero que sea mi vida. Y me gusta.

Me gusta lo que estoy consiguiendo, me gusta donde estoy, me gusta lo que hago y con quien lo hago. Solo falta una cosa, pero que de momento no voy a preocuparme más de lo necesario. Tengo esperanza y paciencia, no quiero que sea algo de la noche a la mañana, no quiero volver hacer daño por culpa de mi ingenuidad. Quiero que esta vez todo salga bien, y eso solo se consigue haciendo las cosas paso a paso. Por que las cosas empiezan a construirse por los cimientos, para ir subiendo poco a poco, paso a paso.

suscribete 1