Camino a casa

0
11

vaya.gif

Soy al primero que le da asco comportarse así, que me digo a mi mismo que soy gilipollas por rebajarme de esa forma, por parecer un objeto inanimado cuando realmente puedo dar mucho más de mi mismo. Y lo irónico del asunto, es que posiblemente si diera todo lo que soy, si rompiera esa barrera psicológica, todo iría mucho mejor. Pero las etapas pasan factura. No puedes ser la misma persona fuerte e inquebrantable durante los 365 días del año. No se pueden sacrificar sentimientos de manera gratuita, ni mucho menos segarlos de raíz, ya nos gustaría.

Después de tanto tiempojunto con muchaspersonas, me doy cuenta que algunas de esas mismas personas todavía siguen casi sin conocerme, y otras sin embargo, me conocen más lo que yo creía. Así son las relaciones personales. Todo depende de los ojos con los que cada persona vea su mundo, el tuyo y tu persona. Depende de la situación en la que te veas envuelto, de la suerte o de la causalidad. Todo ello engloba un mismo sentido, una misma imagen que es la que los demás tienen de nosotros. Para algunos podemos ser el amor de su vida, para otros una persona que ni siente ni padece y para otros muchos, alguien simplemente que esta ahí, como la lluvia que escuchas caer de fondo. Pero en el fondo, desde nuestro punto de vista, siempre somos la misma persona, siempre aprendiendo, siempre mejorando, pero la base es siempre la misma. Y es que los cimientos cuando son fuertes, se mantienen durante toda una vida.

Y posiblemente este sea el tema por el que hace semanas me tome un descanso del fotolog, de todo lo que el abarca. Por que nunca sabes que es lo que estas aportando a los demás, que es lo que ellos ven en ti. Que es lo que encuentran interesante y que es lo que encuentran indiferente. No deberíamos nunca de dejarnos guiar por la imagen que damos, si no por la que queremos tener de nosotros mismo, por nuestras ideas y convicciones propias, pero oye, uno es humano y la opinión de las personas que ves todos los días, o con lo que mas afinidad tienes, siempre importa y siempre cuenta. Por lo menos en mi caso.

Muchas veces he sido el que ha ‘criticado’, por llamarlo de alguna forma, aquellas personas que crean una coraza a su alrededor y no dejan que nada ni nadie la traspase. Por que siempre había pensado que podemos coger la mano de la persona que tengamos mas cerca y desahogarnos. Pero hoy comprendo que estaba es un error. Hay veces que necesitamos aislarnos, necesitamos esa barrera sensorial para poder seguir adelante y que las cosas no nos afecten más de lo debido. Que los sentimientos no interfieran en nuestro día a día, ni en nuestra relación con los demás, cuando sabes que solo pueden empeorar las cosas.

Hoy siento que soy yo el que esta poniendo barreras, que soy yo el que esta dentro de un caparazón, y la verdad no es por que yo quiera, si no por que lo hago inconscientemente. Quizás en el fondo necesite esa mano, necesite que alguien haga un pequeño agujero en el caparazón, no lo se, ni me voy a molestar en averiguarlo. No soy una persona débil, aunque algunos de mis textos sean demasiado sinceros, no soy una persona que necesite apoyarse en la pared a cada paso que da, solo una persona que busca el camino para llegar a su lugar de destino, a la que no le gusta caminar solo, pero que ha comprendido que es la única forma de conseguirlo. Y joder, quiera que no somos humanos, y cuando te roban una ilusión, duele.

suscribete 1