Birdman – Crítica

0
69

Birdman engaña, y posiblemente a más de uno le decepcione, pero por ello es de recibo empezar la crítica dejando claro que es lo que realmente es Birdman: No estamos ante una superproducción, ni ante una película de acción o superheroes. Nada más lejos de la realidad. Birdman es una película intimista, un ejercicio sobre el cine y el teatro de nuestro tiempos y una crítica mordaz que va desde los productores, hasta los actores y en general a todo el mundo del cine y el teatro y a como Hollywood está actuando en los últimos años.

Una vez dicho esto, nos encontramos que Birdman es una autentica joya y que posiblemente sea una de las ganadores de los próximos premios de la meca del cine. Estamos ante la historia de una actor que fue famoso en los años noventa con una gran saga de superheroes y que es el personaje porque el cual todos le conocen. Este actor en decadencia interpretado por Michael Keaton ha puesto todos sus ahorros y su vida, en crear una obra de teatro para demostrarse a si mismo y al público que es mucho mejor actor que un simple papel de superhéroe.

Con este punto de partida comienza una historia magistralmente contada y con una actuaciones sobresalientes de todo el reparto que aparece que aparece en ella. Las escenas rodadas en plano secuencia, es decir, sin cortes, nos dejarán ver el gran trabajo de actuación que hay detrás de una cinta donde además de interpretar un papel, todos los actores protagonizan una obra de teatro y cambian continuamente de registro sin ningún tipo de corte o toma de por medio. Será de esta forma como se desarrolle la historia, entre bambalinas de la obra de teatro, de los ensayos de la misma, y de como sus personajes y sus historia personales van entrelazándose con la preparación de la obra, su estreno e incluso el mundo de los críticos de cine en Broadway.

El conjunto general hará que nos enganche como espectador de una forma magistral, sobre todo a todos aquellos amantes del cine y no solo de las superproducción. La forma en que se ha rodado, la forma de contarnos los miedos y la locura de nuestro protagonista, o la forma de hacer realidad sus fantasias, todo ello detrás y encima del escenario, hace que estemos ante una pequeña obra maestra que como decimos, seguramente sea galardonada más de una vez, ya sea por su rodaje o simplemente por sus actuaciones.

Todo ello está a disposición de la historia y de esa crítica mordaz al cine, a hollywood, al teatro, a las exigencias y aspiraciones de los malos y buenos actores, a los críticos de cine o incluso a si misma. La cinta en su conjunto es una gran crítica al cine, pero tambien una gran alabanza al séptimo arte. Si te gusta el cine, es una de esas películas imprescindibles que hay que disfrutar, sin lugar a dudas. Y si es en versión original, infinitamente mejor.

suscribete 1