Batman Arkham Knight – Análisis

0
53

La saga Arkham nos ha dado muchas alegrías, y merecía un cierre por todo lo alto en la nueva generación y como guinda a un pastel maravilloso, solo ensombrecido por el pobre ArkhamOrigins. Y si, Rocksteady lo ha conseguido, pero a la vez ha patinado en ciertos aspectos y novedades del juego que hacen que esta no sea la entrega perfecta que debería ser.

En lo referente a jugabilidad poco hay que comentar que los fans de la saga no se sepan ya al dedillo: una gran ciudad por explorar, gadgets para fomentar el sigilo y la resolución de situaciones sin que nos den una autentica paliza y una historia que sobresale por encima de todo el conjunto. Batallas, sigilo y un open-world oscuro y caótico al más puro estilo Batman.

Con todo esto Batman Arkham Knight es uno de los mejores de la saga, pero ha día de hoy, todavía no tenemos claro si ha superado o no al que ostentaba el primer puesto, Arkham City. Es cierto que tenemos una ciudad grande, llena de enigmas, con muchas horas por delante y muchas novedades, pero tambien es cierto que algunas de esas novedades terminan haciendose pesadas y lastran el equilibrio del juego, llegando incluso a hacerse repetitivo.

Y es que una de las novedades más importantes del juego, el Batmovil, rompe con el equilibrio de anteriores entregas y deja una sensación agridulce por aquello de explotar tantísimo de forma tan continuada una genial idea que termina convirtiéndose en algo cansino. La batallas en el Batmovil son demasiado frecuentes, demasiado largas y demasiado parecidas entre si, con la única diferencia de que conforme más avanzamos, hay más enemigos en pantalla que destrozar, pero con una base exactamente igual que las terminan convirtiendo en aburridas.

Y esto es una pena, porque el Batmovil ofrece una nueva gama de movimiento, puzzles y posibilidades que aportan muchísimo al conjunto final, y es sin duda un gran acierto su inclusión, no así su ejecución. Algo menos de batallas en el batmovil, o que estas fueran totalmente secundarias, hubiera estado mejor. Ahora mismo no solo tenemos las de la historia principal, si no que partes de las misiones secundaras, tambien son batallas en el batmovil.

Si a esto le sumamos que estamos ante un sistema de batalla cuerpo a cuerpo muy mejorado y cuasiperfecto, pero que tambien abusa en muchas ocasiones de obligarnos a hacerlas, sin darnos la opción de hacerlo todo con sigilo, estamos ante un problema que viene arrastrando la saga casi desde sus comienzos: el complejo sistema de botones, combos y gadgets.

1395908131-batman-arkham-knight-3

Es algo que parece no importarle a nadie, pero que creemos es muy importante: el tener tantas combinaciones de botones al final terminar en detrimento de la jugabilidad, porque se olvidan o confunden algunas de ellas, llegando a ser complicado controlar al 100% todo lo que el juego nos puede ofrecer y por tanto jugando en contra del mismo. Una simplificación del sistema con las mismas opciones no vendría nada mal, ya que con la inclusión del batmovil, se han incrementado y complicado los mismos, llegando a puntos absurdo donde necesitaremos pulsar más de cuatro botones a la vez para realizar una acción.

Con todo ello estamos ante un juego grande, con un mapeado repletos de enigmas (nunca mejor dicho) y una calidad gráfica apabullante. Tendremos horas y horas para recorrer Gotham y descubrir todos sus secretos, así  como para encerrar a todos los malos. Es sin duda una de las mejores entregas en ese sentido, así como la inclusión del Batmovil en la parte de puzzles y enigmas.

Y es que la nueva generación le ha sentado como un guante a Gotahn, y la inclusión de nuevailuminación y sistema de particulas, así como los destrozos en tiempo real de los edificios de la ciudad mientras estamos en el Batmovil, son dignos de mención. En el apartado técnico, y salvo algún popping puntual cuando sobrevolamos la ciudad, no hemos encontrado ningún ‘pero’. Alucinante.

Mención tambien a la sobresaliente historia, no solo principal si no las secundarias. Además el juego nos instará a que nos tomemos un brake de la historia principal y nos vayamos a explorar Gotham y todos sus entresijos, ganando muchos puntos y siendo la más interesante de todas las entregas. Al igual que las secundarias, que son igual de importantes que la historia principal y nos harán conocer a más personajes de los comics. Eso si, algún que otro personaje es sumamente predecible, pero está claro que la perfección no existe. Algo que tambien me ha gustado mucho es la parte final de la misma, que sin hacer spoilers, diré que se convierte en una de los mejores momentos de toda la saga.

Con todo Batman Arkham Knight es uno de los mejores juegos de nuevo generación, tanto en el apartado gráfico, como en su historia, como en jugabilidad. Que adolece de algún que otro punto negativo que evita que se el juego perfecto de Batman que quizás esperábamos, pero que no desmerece su conjunto final en ningún caso.

Unboxing de la edición limitada de Batman Arkham Knight

suscribete 1