Asura’s Wrath – Análisis

1
207

El problema de Asura es que no es juego. Es su problema y es suvirtud. Asura Warth es un experimente que cabalga entre el anime drama japonés y los juegos de apretar botones para matar a cuantos más mejor.

¿Pero cumple?¿Se deja jugar?¿Merece la pena?. Vamos por partes y analicemos lo bueno y lo malo que nos podemos encontrar en este juego de capcom.

Resulta que lo primero que vemos de Asura es su espectacularidad. una espectacularidad que viene dada por los impresiones combates, por los impresionasen diseños y por la historia en si. Sin duda, Asura es, en la parte estética y de guión de lo mejor que hemos visto en meses.

Además nos presentan la historia en forma de capítulos, literalmente, con nuestra introducción, nuestra pausa para la publi y nuestro ‘en el próximo capítulo…’ del final. Todo sacado directamente del anime Japones. Algo que la primera hora te mantiene en tensión y con ganas de más, pero cuando llevas unas cuantas horas de juego, comienza a hacer tedioso en ciertos puntos, además de absurdo si quieres seguir jugando, ya que te presentan las spoilers del siguiente capítulo. Al final terminas pasando automáticamente dichos avances y vas directamente al siguiente capítulo, intentando no ver nada.

Los diseños de los personajes y del propio mundo, como comentaba anteriormente son alucinantes, no hay otra palabra. Una calidad en el acabado y una imaginación que nos dejaran con la boca abierta en muchas ocasiones. A mi personalmente esta parte del juego me ha ganado en muchos aspectos y poco o nada puede reprocharle. Desde el primer momento hasta el último, el diseño está cuidado hasta el último a detalles, cosa que podremos ver en los story boards e ilustraciones que podremos ir desbloqueando conforme avanzamos en la historia.

Una historia que nos habla de 7 deidades, una de ellas caída, Asura al que matan a su mujer por ‘la causa’ y secuestran a su hija, clamando venganza contra el resto de deidades. Una historia de venganza muy parecida a God of War, todo sea dicho, pero sin tanta violencia y con un punto infinitamente más transcendental, donde la linea del bien y del mal se diluye. Como digo una de las mejores cosas que vamos a ver, ya que estamos más ante una película interactiva, que ante un juego en si.

Pero claro, ¿donde esta lo malo de este juego?, ¿dónde realmente esta problema de Asura? Pues el problema de Asura es precisamente la parte jugable. Una parte jugable que tiene una simpleza que cuando llevemos bastante avanzando en la historia, se hará tediosa y aburrida, a la par que mecánica. Si, los combates son escasos, y pasaremos mucho mas tiempo viendo la ‘película’ y dándole a los QTE que realmente jugando, pero aun así las batallas son tan mecánicas, que aunque lo pongas en difícil, después de dos o tres muertes te quedarás con la mecánica del combate, y lo único que tendrás que hacer es esquivar, esquivar, golpear. El siguiente combate es esquivar, golpear, esquivar y así… profundidad en las batalles, cero.

Además de la simpleza, también tenemos un desequilibrio bastante notable, tanto entre personajes (controlaremos a dos en todo el juego), como entre nosotros y los rivales. Cabe decir que he jugado directamente en el nivel difícil, pero el desequilibrio entre la velocidad, el número de los personajes y nuestra forma de esquivar es demasiado demasiado elevado y muchas de las veces no es que seamos o no rápidos dándole al botón de esquivar, si no que nos será prácticamente imposible hacerlo, sobre todo en capítulos superiores donde tenemos muchos enemigos en el mismo escenario, que por cierto muchos de ellos son cuadrados y rectángulos y claro, como coincidas en una esquina rodeado, olvídate de tu vida. A este se le suma que la única forma de parar un golpe enemigo, es esperar que nos salga el botón concreto a modo de QTE en medio de la batalla. Si tenemos en cuenta que este botón no sale la mayoría de las veces, no podremos contrarrestar golpes y nuestros enemigos siempre podrán contrarrestar los nuestros, con lo que se produce un desequilibrio. Además esto pasa en todas las dificultades, lo único que cambia que en dificultades más bajas nos quitan mucha menos barra de vida.

Todo esto queda supeditado a lo comentado anteriormente, por muy difícil que sea la batalla, lo único que tenemos que hacer que nos maten varias veces para quedarnos con la mecánica de cada contrincante, lo que convertirá en una mecánica muy simple, consiguiendo que después de varias muertes, tengáis una batalla donde ni siquiera os rocen y la paséis intactos.



Así nos encontramos con dos tipos de batallas en todo el juego, las físicas, donde tendremos que megar patadas, puñetazos y hacer combos y las aéreas, donde tendremos que disparar a todos los que se mueve, con una forma muy parecida a la de REZ de Dramcast o Child of Eden. Los dos tipos de batallas están supeditadas a llenar nuestra barra de furia, a lo que una vez llena, le daremos a un botón de nuestro mando y continuaremos a la siguiente escena y/o combate. No hay más, en algunos casos ni tendremos que matar a nuestro contrincante, solo llenar nuestra barra, ver la mega escena de destrucción y continuar con la historia.

A esto le añadimos que los QTE están para hacer bonito y conseguir una puntuación al final de la fase, ya que si no los hacemos, en la mayoría de los cosas no pasa absolutamente nada: la ‘película’ sigue. Olvidaros de QTE como los RE4 o Tomb Raider, donde los personajes mueren de mil formas diferentes, no, aquí si no aciertas o no lo haces, el único problema es que al final del capitulo te darán en vez de una B, una C y por tanto menos extras en forma de ilustraciones o trofeos… Haciendo que la rejugabilidad del título se base en conseguir más de estas puntuaciones para desbloquear dichos extras y un nivel secreto al final del juego. Cosas que salvo por el nivel extra, lo demás me parece bastante escaso y no justifica la rejugabilidad, ya que vamos a terminar bastante cansados por lo comentado anteriormente.

¿Es un buen juego? Si, lo es, pero no por el gameplay en si, si no por el todo. Por su historia, por su forma de contarla, por la espectacularidad de las batallas y la inmensidad de los malos, pero les ha faltado pulir la jugabilidad, hacer batallas más profundas y menos mecánicas. No se trata de variedad en las batallas visualmente hablando, porque dada la historia casi todas son diferentes, pero la mecánica es siempre la misma y hay reside el problema de Asura, que su espectacularidad enmascara siempre lo mismo, una y otra vez. La historia esta genial y es de esas que hay que jugar y ver, pero no justifica la escasez en las otras partes, por lo menos a precio de salida.

httpv://www.youtube.com/watch?v=0dPziMzWNVk

suscribete 1

1 Comentario

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: El problema de Asura es que no es juego. Es su problema y es su virtud. Asura Warth es un experimente que cabalga entre el anime drama japonés y los juegos de apretar botones para matar a cuantos más mejor. ¿Pero cumple?¿……