Assassin’s Creed IV Black Flag – Análisis

0
100

Estamos ya ante la cuarta entrega de de una de las sagas con más popularidad de los videojuegos y Ubisoft no tiene un papel fácil para mantener el interés y el ímpetu de la misma después de la aclamada tercera entrega. Pero tampoco podemos negar que los franceses saben lo que se hacen y logran dar un punto de novedad en esta entrega que a veces le sienta bien y que otras es una especie de arma de doble filo.

Jugabilidad

Todos sabemos cómo va la historia, cómo es la jugabilidad y por dónde van los tiros. Nos ponemos manos a la obra con un nuevo asesino y con una historia en el mundo real ambientada con posterioridad a los hechos de la tercera entrega. Una vez dentro de Animus, estamos ante un nuevo mundo, completo y rico, con muchos recursos que explorar y que es, sin duda alguna, el mapeado más grande la saga.

assassins-creed-4-04

Y aquí es donde este Black Flag tiene una doble moral, una especie de doble filo: sí, estamos ante el AC más grande, y sí, tiene novedades que justifican un nuevo número en la portada, pero quizás esas novedades no sean del agrado de todos. Me explico. Una de las principales novedades es el gigantesco mundo abierto, basado en el mar y en nuestro barco, algo que nos da mucha libertad y que hace que terminar el 100% sea un autentico reto, pero el problema es que para los que como a mi, el tema ‘barcos’ no nos hizo gracia en la tercera entrega, encontraremos un desequilibrio demasiado pronunciado en el mismo. Demasiado barco, por mucho que ahora tengamos desplazamiento rápido en cada punto del mapa, que los barcos y las batallas se controlen infinitamente mejor y sean más divertidas… A pesar de todo, el equilibrio de tiempo en el que se está subido en uno, en vez de estar saltando y recogiendo objetos, es demasiado.

Demasiado barco en un juego que se supone de sigilo y búsqueda. Demasiada historia subida encima de maderas flotantes y que te hacen pensar una y otra vez en el tiempo que esas perdiendo encima de un barco cuando podrías estar dando vueltas, escalando y explorando templos mayas con sus respectivos secretos. Sobre todo cuando esos templos están perdidos en medio de la selva y, además, guardan en su interior ciertos puzzles tipo Uncharted.

Estas apreciación personal no quita que estemos ante el sandbox más grande, con más cosas que hacer y con más horas para llegar al 100% de toda la saga. Tenemos juego para rato entre los contratos de asesino, juegos de mesa, liberación de tabernas, arreglos del barco, liberación de zonas, recolección de cristales o las nuevas búsquedas de mapas del tesoro. Esa parte de AC IV es espectacular y más si la aunamos a unos geniales escenarios, selvas, ruinas y ciudades, algunos de ellos perdidas en pequeñas islas repartidas por todo el mar. Por tanto, a quien le guste la parte de los barcos y además la esencia de la saga, este será sin duda alguna el mejor Assassin’s Creed.

Historia

assassins-creed-4-05

Nos ponemos en la piel de Edward Kenway, uno de esos piratas que ansía una buena vida y que no es capaz de atarse a nada para conseguirla. Si bien estamos ante un personaje interesante, el peor fallo que puede tener el juego es no presentarlo adecuadamente. Si comparamos la presentación y explicación de la vida de Connor con la de Kenway, este último parece salido de la nada, sin un tiempo de adaptación y sin un argumento que nos explique quién es realmente, qué hace o cómo sabe hacer lo que hace. Comenzamos con todas las habilidades de un Asesino, así sin más. Estas incongruencias llegan a rozar el ridículo cuando antes de que nos aparezca en la historia principal, Kenway ya sabe lo que es y como utilizar la vista de Águila, los puzzles Mayas y otra serie de cosas que están abiertas desde el minuto uno y  que le quitan estabilidad y lógica al argumento y sobre todo a la profundidad de los personajes.

Por otra parte, este sea quizás el AC histórico más flojo, no tanto así su parte de realidad, que sigue la estela dejada por su anterior entrega. Y es que da la sensación de que no han sabido exprimir bien el argumento pirata y que conforme avanza la historia pierde fuelle e interés por si misma, resumiendo en un ir y venir de acontecimientos que parece que no llevan a ningún sitio concreto.

¿Es mala la historia? No, no es mala, y es interesante, pero viniendo de donde venimos engancha mucho menos y se hace algo más aburrida que las de anteriores entregas, tanto la historia clásica como la ‘realidad’, sobre todo cuando te das cuenta que esta parte ha sido resumida y que tiene mucho menos peso en la historia que otra veces. ¿Será que no han sabido realmente como llevarla a buen puerto después de los épicos momento de anteriores entregas?

Es cierto que estamos ante un juego muy grande y es cierto también que Ps3 y Xbox 360 se resienten, pero también da la sensación que Ubisoft no ha puesto todo lo que podría de su parte para hacer un juego 100% pulido. Y esto no sólo se nota en los pequeños bugs que hacen que Edward se quede trabado subiendo superficies, que pese a las fluidas animaciones del personaje no estemos ante un parkour tan fluido y que por momentos se atora y atraviesa arboles.

Esto podría pasarse por alto, incluso podemos estar más o menos acostumbrados de entregas anteriores, el problema viene cuando las misiones están desequilibradas y necesitamos repetir ciertas cosas para poder avanzar en la historia, como por ejemplo con nuestro barco, que deberemos potenciar si queremos enfrentarnos a ciertas misiones. Esto provoca un desequilibrio en el juego, estando casi obligados a ganar dinero en exclusiva para nuestro nuestro barco y no para otras cosas, además de frustración cuando, después de varios intentos, el propio juego te dice que salgas de la misión y mejores el barco, obligándote a repetirla desde el comienzo.

Multijugador

Aquí es donde los chicos de Ubisoft nunca fallan, pues después de tres entregas de multijugador, logran mantener la esencia pero enganchandonos de nuevo otros 50 niveles más (Que esta vez son más de 50).

1370814052-assassin-s-creed-iv-black-flag-multiplayer-3

Lo bueno de esta entrega no es solo que mantiene la esencia de multijugador, sino que además aporta muchas novedades y corrige muchos errores que había en entregas anteriores. Entre las novedades podemos encontrar un nuevo modo de juego llamado Game Lab con el que podemos crear nuestraspropiassesiones de juego en base a unas reglas que nosotros mismos pongamos. Esto hace que el multijugador casi sea infinito, encontrándote en situaciones donde sólo puedes matar con armas cuerpo a cuerpo o sólo puntúas si eres capaz de aturdir a tu perseguidor.

Además de esto, la interfaz no sólo es más clara sino que indica en tiempo real qué puntuación vas a hacer con el asesinato, según tus movimientos y acciones, algo que aclara perfectamente la puntuación final y que era uno de los principales problemas de entregas anteriores. En general el nuevo reequilibrio, así como la corrección de cierto fallos que utilizaban los usuarios para hacer aturdimientos sin razón, consiguen que este multijugador sea el mejor y más equilibrado de toda la saga.

Conclusión Assassin’s Creed IV Black Flag

Estamos ante una maravilla, eso es algo que no podemos dudar. Un juego sobresaliente en muchos aspectos pese a sus pequeños bugs en la actual generación, que ya no puede más. Una joya de los sanbox y un juego que nos consumirá muchas horas de nuestra de vida, pero por otra parte, es otro caso ‘Tomb Raider‘: Por una parte sobresaliente, pero no tanto como lo que se supone se espera de el dado que se han basado demasiado en la parte naval. Por tanto Assassin’s Creed IV Black Flag como juego es sobresaliente, pero quizás no sea el Assassin’s Creed más equilibrado y divertido para los fans de la saga.

A pesar de ellos este nuevo AC engancha y no podemos dejar de echar horas y horas tanto a su modo historia para visitas lo espléndidos paisajes, como al multijugador. No sabemos qué tiene la saga, pero seguimos perdonándoselo todo.

suscribete 1