Darksiders II – Análisis

1
267

La espera de Darksiders II ha sido larga quizás por tanta promo y tanto video, tanto que se nos ha hecho eterna para conocer a Muerte, el segundo jinete del apocalípsis, hermano de Guerra, protagonista del primer Darksiders. Pero sin duda ha merecido la pena y posiblemente estemos antes uno de los mejores juegos y más largos de esta generación. El problema de Darksiders II vuelve a ser las prisas y los bugs que entorpecen al jugador.

Retales en el gameplay

Y vais a entender perfectamente porque digo lo de ‘retales’. Darksiders II no es una nuevo, no tiene formulas originales, ni una explosión de ingenio. Dariksiders coje miles de ideas de otros sagas y de otros juegos, las junta en una formula perfecta, lo que hace que algo que ya conocemos y que hemos jugado mil veces, nos resulte original, nos guste y nos parezca ‘nuevo’, aunque realmente estemos jugando a lo mismo. Es cierto que los puzzles son divertidos y sumamente ingeniosos. Algunos harán que nos salte la bombilla de la creatividad para resolverlos y otros son meros tramites. Aún así el equilibrio puesto entre todos los ingredientes, es lo que hace a este Darksiders grande.

Y eso tiene su merito por supuesto. El encontrar esa formula perfecta para aunar diferentes estilos y juegos es otra forma de originalidad. Y es que podemos reconocer cosas de Prince of Persia, Diablo o incluso Gears of War, sin dejar de lado la clara’inspiración’ de la saga Zelda. Todo ello nos da un gameplay rico, entretenido y muy duradero, una media de 25 horas de juego, que hará las delicias de todos aquellos que amamos las aventuras y que consigue que no tengamos esa sensación de recadero que nos inunda en otros juegos. Esto es conseguir el equilibrio perfecto entre muchas cosas, y eso Darksiders lo tiene. No vamos a ser hipócritas, Darksiders copia y fusila formulas mil veces vistas, pero a cambio las auna de una forma perfecta y equilibrada que resulta en un juego completo y genial.

A esto le añadimos las miles de misiones secundarias (o eso nos da la sensación) que podremos encontrar a lo largo y ancho del universo (no digo mundo, porque son varios) de Darksiders II. Esas misiones secundarias consistirán en matar a bichos gigantes con habilidades especiales, recolectar cosas por los diferentes mundos o incluso encontrar Gnomos. Unas misiones secundarias que tienen su dificultad para que el juego una vez terminado, nos dure más si cabe. Entre ellas destacamos el árbitro de las almas, un mini juego que será imposible completar si antes no hemos encontrados una serie de pergaminos (o pintadas) con coordenadas por todo el juego o el modo supervivencia llamado ‘Arena’ un lugar donde tendremos que conseguir superar 100 niveles sin que nos maten, aunque con matices: cada 25 niveles podremos parar y retomar posteriormente.

Arte por los cuatro costados

Algo que es indiscutible es el arte de Darksiders II. Los mundos han mejorado hasta la saciedad, se han expandido y han visto como su parte artística y de diseño de personajes ha evolucionado de una forma bestial, haciendo que estemos ante uno de esos juegos que sobresale por sus personajes, sus mundos o sus situaciones. Contamos con varios mundo completamente diferentes y cada uno resulta con su propia vida, su propias criaturas y lugares que visitar.

El explorar estos mundos no solo es por recolectar todo lo que tenemos en ellos o hacer las misiones secundarias, si no por disfrutar de las vistas y de los recovecos de todos ellos y de sus mazmorras ocultas, que las ahí. Algunas de ellas ni siquiera son misiones secundarias… solo están ahí para que las descubras, las hagas y ganes habilidades o armas especiales. Os aseguro que tenemos horas y horas para perdernos entre ellos y es un punto a favor para que Darksiders II roce el título de obra maestra.

5 mundos en total, algunos más grandes, otros más pequeños, pero cada uno con su arte, sus criaturas y sus historias. Todo un despliegue de artistas de comics que se ve reflejado en las criaturas, edificios e incluso en las batallas épicas.

Habilidades, armas y objetos

Darksiders II no solo cuenta con misiones principales y secundarias, si no que también tendremos un sistema de armas y habilidades que nos permitirán mejorar cada vez más, unos toques de Acción RPG que le viene como anillo al dedo.

Entre las posibilidades de las armas, tenemos de varios tipos, como por ejemplo guadañas ligeras y martillo pesados, divididos entre armas principales y secundarias. A su vez, estas están dividads en armas divinas, mejorables o normales. Cada una con habilidades diferentes, potenciando ciertos valores de nuestro personaje como fuerza, arcano o vida.

Entre las armas mejorables, podremos sacrificar las más débiles o aquellas que no nos sirvan para que ‘absorban’ sus habilidades, así no solo mejoramos las fuerza de dichas armas especiales, si no que también sus poderes o habilidades.

A todo ello también se unen los amuletos que iremos encontrando, que nos potenciaran ciertas habilidades sumándolas a la de las armas. Para todo este sistema, que a priori parece complicado, tendremos una lista muy simple de nuestras donde veremos las características de nuestro personaje con la ropa y las armas que le hemos puesto y podremos comprar con solo seleccionarla que si otras de las armas, ropa o amuleto que tenemos nos sube o nos baja dichos números, con lo que es muy fácil tener a nuestro personaje siempre al máximo con los objeto que tenemos encima.

Además, como nota curiosa que le da al juego algo de ‘vida’ es que nuestro personaje será único e intransferible. En cada partida podemos conseguir miles de armas de todo tipo y miles de ropas y armaduras de todo tipo, esto se convina y esa combinaciones son visibles en nuestro personaje, por lo que tener dos personajes iguales será casi imposible.

También tendremos un árbol de habilidades que poder potenciar conforme avanzamos. Eso si, estos puntos serán escasos y no podremos evolucionar todo  el árbol a la vez, así que nos deberemos decantar por un par de habilidades concretas y potenciarlas, dependiendo eso si, de como jugamos nosotros en las batallas. Pero no os preocupéis si a mitad del juego os dais cuenta que habéis potencia una habilidad que no utilizáis, o que preferís potenciar otra que utilizáis mucho más, mediante nuestro amigo Vulgrim, podréis ‘resetear’ dicho árbol y volver a empezar, así que a mitad de jeugo es preferible hacerlo sabiendo que es lo que utilizáis más, como lucháis o que es lo que tendrá más efectos.

Mundos de queso gruyere

Dejando de lado la parte artística que acabamos de mencionar, es cierto que Darksiders II no está pulido. En algunos otros análisis he leído barbaridades tales como que Nintendo tiene que aprender de Darksiders II para hacer sus Zelda… Una locura impensable cuando el juego está lleno de bugs, sobre todo en su versión PS3, donde se queda congelado en muchas ocasiones. Algo bastante impensable es que dichos bugs nos impidan continuar la historia, como el que comentamos por twitter, donde al llegar al árbitro de las almas, un laberinto escondido en el segundo mundo, nos es imposible hacer dichas misión, ya que el juego se congela cada vez que leemos el libro que nos da paso a dicha misión.

Yes que no son simples glitchs de texturas o cosas leves. Darksiders tiene errores grabes que nos impiden avanzar en la historia y esto es inadmisible. De ahí que me parezca una locura que alguien diga que Nintendo tiene que aprender a hacer Zeldas a partir de Darksiders, cuando encontrar un bug en Zelda es una misión casi imposible. Hoy mismo sale el primer parche para el juego para solucionar estos temas y ya están trabajando con el segundo. Ciertoes que  THQ tan solo ha tardado un par de semanas después del lanzamiento, algo que es de agradecer, aunque no nos olvidemos que el juego debería haber salido sin estos tipo de fallos tan graves.

Conclusiones

Darksiders II es uno de los mejores juegos de esta generación. Equilibra diferentes géneros y además tiene una duración más que envidiable. El equilibrio perfecto, el arte de los diseños y los mundos, las misiones secundarias, los objetos recolectables, etc, ettc, se empaña por unos bugs demasiado importantes como para pasarlos por altos, aunque parece que ya tienen solución. Con todo ello, si Darksiders II queda pulido, entrará sin lugar a dudas en el top de los mejores juegos de esta generación por méritos propios.

suscribete 1

1 Comentario