Crítica de 10.000 BC

0
33

2c70599047911c09631e907f38d03ff0112.jpgDirección: Roland Emmerich.
País: USA.
Año: 2008.
Duración: 109 min.
Género: Aventuras, drama, acción.
Interpretación: Steven Strait (D’Leh), Camilla Belle (Evolet), Cliff Curtis (Tic’Tic), Joel Virgel (Nakudu), Ben Badra (Warlord), Mo Zainal (Ka’ren), Nathanael Baring (Baku), Marco Khan (Un-Ojo), Reece Ritchie (Moha), Kristian Beazkey (padre de D’Leh), Mona Hammond (Vieja Madre).
Guión: Roland Emmerich y Harald Kloser.
Producción: Michael Wimer, Roland Emmerich y Mark Gordon.
Música: Harald Kloser y Thomas Wander.
Fotografía: Ueli Steiger.
Montaje: Alexander Berner.
Diseño de producción: Jean-Vincent Puzos.
Vestuario: Odile Dicks-Mireaux y Renée April.
Estreno en USA: 7 Marzo 2008.
Estreno en España: 7 Marzo 2008.

Sipnosis : “10.000” está ambientada en una época de mitos, profecías y dioses, donde los espíritus controlan el mundo y grandes mamuts sacuden la Tierra. En una tribu que vive en las montañas, el joven cazador D’Leh encuentra el amor: la bella Evolet. Pero una banda de misteriosos guerreros asaltan su aldea y secuestran a Evolet; entonces D’Leh decide liderar un pequeño grupo de cazadores para perseguirles hasta el fin del mundo para salvarla.

Bueno, vale. Si entras en el juego de mitos, dioses y demás seres fantasiosos en un contexto prehistórico, la película cumple bastante. No es un documental, ni una historia basada en hechos reales, aquí prima la espectacularidad, como en todas las producciones del Roland Emmerich (El dia de mañana). Y la verdad es que cumple bastante bien con su cometido. Entretenida de principio a fin y sin más pretensiones que hacerte pasar un buen rato.

Los efectos visuales son bastante buenos y aunque alguno que otro queda demasiado forzado, la escena del dientes de sable, por ejemplo, me pareció soberbia en cuanto a creado y modelado 3D se refieren. Los planos de cámara generales de las ciudades son bastante interesante y aunque se podría haber sacado algo más de partido, cumplen todos su función. Eso si, en el campo de lo visual, todos y cada uno de los personajes están para lucir palmito, tanto el protagonista con esos dibujadas abdominales, como la chica mona de la peli con esos intensos ojos azules, que llegan a parecer irreales.

En general una historia pasable, unos buenos efectos especiales y un ritmo que no decae en ningún momento. Eso si, es una película previsible, que tampoco va a aportar nada a la sabiduría general. Lo dicho una para pasar un buen rato palomitero en el cine y no arrepentirte de los 5 o 6 euro soltados.

Puntuación : (7/10)

suscribete 1